ReseƱa y resumen de la pelƭcula Dreamscape (1984)

Quaid acepta a regaƱadientes convertirse en un sujeto de investigaciĆ³n de sueƱos y casi de inmediato se enamora de la asistente de von Sydow, la sana y feliz Kate Capshaw, de Ā«Indiana Jones y el templo de la perdiciĆ³nĀ». Entonces la trama se complica. Christopher Plummer se presenta a sĆ­ mismo como el jefe de la Ā«inteligencia secretaĀ» estadounidense. Es el mejor amigo del presidente (Eddie Albert), quien, no hace falta decirlo, tiene problemas para dormir estos dĆ­as. Albert tiene pesadillas sobre el estallido de la Tercera Guerra Mundial, y Plummer tiene pesadillas en las que Albert se convertirĆ” en un pacifista. Quiere usar el programa Dreamcape para controlar la presidencia. Todas esas cosas de la trama se alternan con visitas a los sueƱos de las personas, y aquĆ­ es donde la pelĆ­cula se vuelve interesante; Los sueƱos cinematogrĆ”ficos suelen ser clichĆ©s, y Ā«DreamscapeĀ» se mantiene en la tradiciĆ³n, pero le da algunos toques agradables, incluida una loca escalera que zigzaguea en la oscuridad y parece precaria y surrealista. TambiĆ©n hay una secuencia divertida en la que Quaid encuentra a Capshaw tomando una siesta y, descaradamente, entra en su sueƱo con la lujuria en mente.

Toda la historia de la trama contra el presidente se recicla de innumerables otros thrillers. Dos cosas lo redimen: el truco de las invasiones de sueƱos y la calidad de la actuaciĆ³n. Las pelĆ­culas de ciencia ficciĆ³n suelen correr el riesgo de parecer tontas y, con un rendimiento deficiente, pueden inspirar risas no deseadas. Ā«DreamscapeĀ» pone a sus personajes en una situaciĆ³n fantĆ”stica, luego les permite comportarse con naturalidad y con cierto espĆ­ritu. Dennis Quaid es particularmente bueno en esto; su rostro se presta a una sonrisa, y es un hĆ©roe sin nunca ser heroicamente consciente de sĆ­ mismo.

En cuanto a los sueƱos en sĆ­ mismos, mientras veĆ­a la pelĆ­cula, me encontrĆ© tratando de recordar algunos de mis propios sueƱos. Los sueƱos en la pelĆ­cula incluyen habitaciones con muchas ventanas y puertas en Ć”ngulos insanos, vagones de ferrocarril que duplican el ancho de las vĆ­as del tren y otras distorsiones visuales. Normalmente tengo sueƱos mĆ”s realistas. Las habitaciones y los espacios tienen proporciones realistas, y las distorsiones de la realidad vienen, no en la decoraciĆ³n de la decoraciĆ³n, sino en la ediciĆ³n; Los flashbacks y los puntos de vista que se cruzan no son infrecuentes en mis sueƱos, tal vez porque veo tantas pelĆ­culas. Pero las pelĆ­culas no pueden usar flashbacks y sugerencias de puntos de vista para fabricar sueƱos, porque entonces la pelĆ­cula se verĆ­a como una pelĆ­cula y no como un sueƱo. Por tanto, las pelĆ­culas crearon un lenguaje onĆ­rico convencional. Lo que hace Ā«DreamscapeĀ» es hacerlo mĆ”s grande con pequeƱos apartes cortos, a veces divertidos que suenan como sueƱos, como cuando Quaid estĆ” en la pesadilla de un niƱo pequeƱo, y huyen de un Hombre Serpiente, y ven a un adulto sentado al final de una mesa larga, y el niƱo dice: Ā«Es mi papĆ”Ā». No serĆ” de ninguna ayuda.

Deja un comentario