Rese√Īa y resumen de la pel√≠cula Echoes Of War (2015)

Ambientada en la zona rural de Texas justo despu√©s de que termin√≥ la Guerra Civil, la historia comienza cuando el ex soldado confederado Wade (James Badge Dale) regresa a la casa propiedad del esposo de su difunta hermana, Seamus (Ethan Embry), y su familia para recuperarse de los horrores que √©l ha visto. Los Riley sobreviven atrapando animales en su propiedad y comiendo la carne mientras venden las pieles, una existencia exigua que se ve agravada a√ļn m√°s por sus vecinos de al lado, los McCluskeys, una familia de ganaderos que alguna vez fue rica y poderosa que ha pasado por momentos dif√≠ciles desde entonces. los militares se apoderaron de su ganado para el esfuerzo de guerra, ahora se han dedicado a saquear trampas y robar los animales que han capturado. Aunque Seamus y los dem√°s simplemente lo dejaron ir, Wade no es tan f√°cil y visita al Patriarca del clan McCluskey, Randolph (William Forsythe, para pedirle cort√©smente que lo derribe, y sin duda puedes adivinar qu√© tan bien va esto. .

Por supuesto, te das cuenta de que eso significa guerra, y Wade dispara el primer tiro cuando atrapa al hijo mayor de McCluskey, Dimwit Dillard (Ryan O’Nan), robando una de las trampas de su familia. Enga√Īa a Dillard para que sin darse cuenta ponga su pie en otra trampa y lo deja. Las cosas se intensifican r√°pidamente entre las dos partes, y sea cual sea el suspenso, hay que intentar adivinar cu√°l de los miembros m√°s o menos inocentes de las respectivas familias va a quedar atrapado en el violento fuego cruzado. Del lado de Riley est√°n la encantadora y dulce sobrina de Wade, Abigail (Maika Monroe) y su sobrino Samuel (Owen Teague), un ni√Īo que idolatra a su t√≠o soldado por encima del padre que pas√≥ la guerra. Para los McCluskeys, est√° Doris (Beth Broderick), la matriarca enloquecida por la muerte de otro ni√Īo, y Marcus (Rhys Wakefield), un hijo m√°s tranquilo que realiza viajes diarios para hacer canoodle clandestinamente con Abigail.

Los co-escritores John Chriss y Kane Senes proporcionaron una historia que consiste en una historia demasiado familiar tras otra, un di√°logo que tiende a la poes√≠a en todo momento y se pierde cada vez (si otra persona mencion√≥ expl√≠citamente la b√ļsqueda de Wade de ¬ępaz¬Ľ, yo estaba listo para comenzar mi propia guerra violenta de rencor) y personajes que todav√≠a se sienten como historias en lugar de personas reales. Senes cumple un doble papel como director y, tan simple como el gui√≥n que se dio a s√≠ mismo, le hace un flaco favor con un ritmo tan lento que la pel√≠cula tal vez parezca tres veces m√°s larga de lo que realmente es.

Deja un comentario