Rese√Īa y resumen de la pel√≠cula El especialista (1994)

Sylvester Stallone interpreta a un ex experto en bombas de la CIA cuyo ex socio en la guerra contra los narcotraficantes sudamericanos fue James Woods.

Ahora ha pasado el tiempo y Woods est√° aliado con un cartel criminal de Miami, liderado por el Patriarca Rod Steiger y su sexy hijo, Eric Roberts.

Sharon Stone se materializa, escurridiza y misteriosa, y se infiltra en la vida de Roberts al mismo tiempo que inicia una atractiva relación telefónica con Stallone.

¬ŅQu√© quiere ella? Para vengar la muerte de sus padres, de la que fue testigo hace muchos a√Īos. Ah, pero no es tan simple, y si no revelo elementos adicionales de la trama, eso no significa necesariamente que explicar√°n algo.

La pel√≠cula es un cruce dif√≠cil entre una pel√≠cula negra de mal humor y un thriller de bombas, que hace explotar muchas cosas realmente buenas. Hay escenas ambientadas en la noche, en discotecas, en autos veloces, con cigarrillos y escotes bajos. Y muchas escenas en las que los √°ticos son arrastrados por los edificios y aterrizan en el mar, los coches explotan y los malos mueren empapados de cangrejos hirviendo. Parte de la m√ļsica est√° hecha con metales solitarios, como en la oscuridad, y otras son percusiones impresionantes, como en un thriller.

Como todas las pel√≠culas explosivas, esta tiene muchos temporizadores siniestros con grandes lecturas digitales de color naranja. El escondite de Stallone incluso est√° equipado con una voz femenina en un altavoz que dice: ¬ęVeinte segundos antes de la detonaci√≥n … 19 segundos antes de la detonaci√≥n …¬Ľ ¬ŅD√≥nde encuentras a una mujer para grabar un mensaje como este? ¬ŅPor qu√© le dice que lo necesitar√°? En medio del l√≠o, James Woods est√° ileso. Aqu√≠ hay un actor que ha hecho una buena cantidad de pel√≠culas malas, pero a√ļn se las arregla para esquivar los tomates. Es malo, r√°pido y peculiar, y tiene una escena magistral en la que entra al Bomb Squad y hace algo con un bol√≠grafo que los prepara a todos para conocer a su creador.

Deja un comentario