Que de Series Peliculas Reseña y resumen de la película Foodie (1994)

Reseña y resumen de la película Foodie (1994)

El tío Joe es muy consciente de las estratagemas venales de sus odiosos padres, que contratan a investigadores privados para meterse entre ellos. Pero hay un joven que recuerda con cariño: Daniel (Michael J. Fox), hijo de la oveja negra de la familia. El padre de Daniel era un benefactor liberal que prefería luchar por la selva tropical en lugar de la fortuna de Joe, y dejó la vida de Joe hace mucho tiempo, llevåndose a su hijo con él. Pero ahora los padres encuentran a Daniel y lo traen de regreso para entretener al viejo Joe con sus rutinas favoritas de Jimmy Durante. Si Joe ama a Danny, dice la teoría, tal vez le deje su dinero a él en lugar de a la odiada enfermera. Y luego la familia puede hacer un trato con Danny.

Todo esto se establece en las secuencias iniciales de la pelĂ­cula, que estĂĄn escritas con ardor y energĂ­a por Lowell Ganz y Babaloo Mandel. Conocen el territorio; sus crĂ©ditos anteriores incluyen comedias familiares como «Cocoon», «Parenthood» y «Mr. SĂĄbado noche «. Pero aquĂ­, despuĂ©s de su buen comienzo, algo anda mal. Realmente no crean una familia. En cambio, crean un cuerpo a cuerpo de actores secundarios que parecen entrar y salir del marco como un equipo. El mĂĄs prominente de los primos codiciosos es Ed Begley, Jr., quien recientemente interpretĂł a padres demasiado desagradables. Otros son Bob Balaban, Phil Hartman, Jere Burns y Colleen Camp. Se avergĂŒenzan el uno del otro, hacen trucos sucios, dicen mentiras, adulan descaradamente al tĂ­o Joe y, lo mĂĄs importante, no logran convencernos de dos cosas en las que tenemos que creer: que ‘son una familia y son divertidos’.

Danny, el personaje de Fox, es un jugador de bolos profesional muy malo, que tiene una relaciĂłn con una productora de deportes de televisiĂłn (Nancy Travis). Ella cree en Ă©l, si no quizĂĄs en su futuro como jugador de bolos. Su carĂĄcter es esencialmente inĂștil; en una comedia real habrĂ­a sido con la reescritura. AquĂ­, ella puebla los interludios romĂĄnticos y actĂșa como la conciencia de Fox. D’Abo, como Molly la enfermera, tiene el delicado trabajo de vivir del dinero del tĂ­o Joe sin dormir en su cama, aunque no retrocede cuando su vieja y traviesa nariz termina en su escote. Molly y Danny se ven obligados a perder casi la moral y el respeto por sĂ­ mismos, y luego se reencuentran con ellos en una serie de escenas ensordecedoras.

Deja un comentario

Related Post