Reseña y resumen de la película Gone Baby Gone (2007)

Podría convertirse en una franquicia, si no empezåramos a sonreír ante sus afirmaciones de ser en su mayoría aficionados. En «Gone Baby Gone», Ben Affleck, quien hace su debut como director, asume que no hemos leído las cuatro novelas, aborda a Patrick y Angie de frente y los rodea con una galería de personajes muy, muy intrigantes. Pide a su hermano Casey y Monaghan que jueguen a ser bebés en la oscuridad y el bosque profundo, su juventud e inexperiencia trabajando para ellos mientras se preguntan qué no cuestionan los policías veteranos. El resultado es una pråctica policial superior y algo mås: un estudio de la naturaleza humana clandestina.

Lo sé, el título parece que la película debería estar protagonizada por Bill Haley y los cometas. Pero hay una autenticidad aproximada desde el primer plano, especialmente cuando conocemos a una mujer llamada Bea McCready (Amy Madigan) y su esposo Lionel (Titus Welliver), quienes no creen que la policía esté haciendo lo suficiente para recuperar sus 4 años. -antigua sobrina. Piensan que las personas que conocen el vecindario y no usan insignias podrían saber mås. Tienen razón.

La investigación policial estå dirigida por Jack Doyle (Morgan Freeman) del Grupo de Trabajo de la Policía contra el Crimen Infantil, quien, a diferencia de un policía de película eståndar, no culpa a estos extraños, pero sugiere que trabajen con sus hombres Remy Bressant (Ed Harris) y Nick Poole (John Ashton). Improbable, pero bueno para la historia, ya que el rastro comienza en los escombros de una vida vivida por la madre soltera de la niña, Helene (Amy Ryan). Estå metida en las drogas, que toma siempre que puede estar lo suficientemente sobria, y parece haber una conexión entre su proveedor y un reciente atraco a un montón de dinero de la droga.

Ya basta de la trama. Lo que me encanta de la pelĂ­cula es la forma en que Ben Affleck y su hermano, ambos bostonianos desde hace mucho tiempo, entienden el ritmo de una sociedad en la que las personas no solo viven en los bolsillos de los demĂĄs, sino que tratan de encontrar su camino. Esta pelĂ­cula y la reciente «El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford» anuncian la maduraciĂłn de Casey como actor, y tambiĂ©n demuestra, despuĂ©s de su pelĂ­cula «The Heartbreak Kid» (2007) que Michelle Monaghan no debe ser culpada. los pecados de los demĂĄs. Y cuando reĂșnes a Morgan Freeman, Ed Harris, Amy Madigan y Amy Ryan como acompañantes, las estrellas solistas pueden salir a fumar y el espectĂĄculo continĂșa. Una de las razones por las que las pelĂ­culas de detectives tienden a ser intrĂ­nsecamente interesantes es que los personajes secundarios deben ser convincentes. ÂżHasta dĂłnde llegarĂ­a Jason Bourne en un espectĂĄculo individual?

Deja un comentario