Rese√Īa y resumen de la pel√≠cula Happy Accidents (2001)

Uh, eh. Y, sin embargo, hay algo extra√Īamente convincente en Sam. D’Onofrio interpret√≥ a personajes extra√Īos en su √©poca (sobre todo Robert E. Howard, el creador de Conan the Barbarian, en ¬ęWhole Wide World¬Ľ). Esta vez, en un contexto asombroso, interpreta al personaje de manera convincente y realista; si un hombre regresaba de 2439, pod√≠a actuar as√≠. De hecho, si un hombre por lo dem√°s absolutamente normal de la actualidad pensara que regresaba de 2439, podr√≠a hacerlo en todos los detalles que no sean asuntos de viaje en el tiempo.

Es Ruby quien parece de otra √©poca. La primera vez que la conocemos, trabaja como operadora de asistencia de directorio y es despedida por interacciones verbales inapropiadas con los clientes. Su psiquiatra cree que podr√≠a necesitar buscar problemas y piensa que Sam tiene problemas con una T may√ļscula.

A√ļn as√≠, Sam y Ruby se enamoran. Y aunque parece en la naturaleza de las cosas que no hay forma de que Sam demuestre que su historia est√° a la altura, a veces las cosas resultan extra√Īamente como si estuviera diciendo la verdad. (La c√°mara nos permite ver, tal como √©l lo ve, el caf√© saliendo de su taza y volviendo a la olla, en lo que quiz√°s sea un ejemplo de s√≠ndrome de arrastre de tiempo residual). Si realmente es 2439, no dir√© . ¬ęHappy Accidentes¬Ľ no se trata realmente de eso, de todos modos. Se trata de la colisi√≥n de estas dos personalidades y del catalizador del amor.

El guionista y director Brad Anderson eligi√≥ sabiamente al elenco de Tomei y D’Onofrio porque ambos pueden verse normales por un momento y luego tener una luz extra√Īa en sus ojos un segundo despu√©s. Observa c√≥mo Tomei cierra la boca con tristeza durante la inauguraci√≥n de una galer√≠a de arte. Vea c√≥mo D’Onofrio se ve absoluta, convincente y cre√≠ble en t√©rminos de resultados, y luego lo lleva un paso m√°s all√°.

¬ęHappy Accidents¬Ľ es esencialmente una estupidez cruzada con ciencia ficci√≥n. Los actores hacen que sea divertido de ver. Y Anderson es bueno en papeles secundarios, incluyendo a Tovah Feldshuh como la madre de Ruby, Lillian, quien le aconseja que aproveche la oportunidad (el marido de Lillian era alcoh√≥lico y descubri√≥ demasiado tarde que s√≠. Le gustaba m√°s cuando beb√≠a). Tambi√©n hay un cameo para Anthony Michael Hall, que es lo mejor en su alineaci√≥n desde que Marshall McLuhan sali√≥ de detr√°s de un p√≥ster de pel√≠cula en ‚ÄúAnnie Hall‚ÄĚ.

Deja un comentario