Que de Series Peliculas Reseña y resumen de la película Happy-Go-Lucky (2008)

Reseña y resumen de la película Happy-Go-Lucky (2008)

Al principio, eso parece todo lo que hay que hacer. La película tratarå sobre Poppy, su trabajo como maestra, las lecciones que toma de baile flamenco, su compañera de cuarto Zoe y su hermana Suzy, y cómo comienza a sentir por Tim, el consejero de la escuela que viene. Para ayudarlo con un niño pequeño en problemas. Sería casi suficiente. Pero «Happy-Go-Lucky» es mucho mås y va mucho mås allå.

Mientras trabaja con el niño, vemos que no es para nada superficial, pero sabe escuchar, observar, simpatizar y encontrar la nota correcta en respuesta. En otra escena, que puede no parecer una coincidencia pero es profundamente efectiva, se encuentra con un vagabundo en las sombras debajo de las vías del tren y conversa con él. Es una de esas personas que cantan lo mismo, con fiereza, una y otra vez. Ella lo escucha, le habla, le pregunta si tiene hambre. Ella no tiene miedo. Ella se preocupa por él. Creo que es consciente de ello y lo tranquiliza. Es posible que nadie le haya hablado durante días o semanas.

Entonces tenemos un vistazo de las regiones mås profundas de Poppy. Luego decide tomar lecciones de manejo y conoce a Scott, el instructor. Estå brillantemente interpretado por Eddie Marsan, un comediante inglés que, como actor, a menudo encuentra papeles sombríos e inquietantes. Véalo como el padre judío pesimista en el reciente «Sixty-Six». Scott es un hombre enojado. Curiosamente para un instructor de autoescuela, parece canalizar la furia al volante. Su sistema para ayudarlo a recordar el espejo retrovisor y los dos espejos laterales es nombrarlos después de ångeles caídos. Le grita. Nadie podía conducir con Scott a su lado.

Cualquier otra persona dejaría de trabajar con Scott después de una lección. No amapola. ¿Cree que puede ayudarlo? Su relación se convierte en una escena extraordinaria en la que de repente vemos dentro de ellos dos y comprendemos mejor de qué se trata la alegría de Poppy. También vemos la aterradora inseguridad y el odio de Scott; Marsan es fascinante.

Es la película mås divertida de Mike Leigh desde «Life Is Sweet» (1991). Por supuesto, nunca ha hecho una película completamente divertida, y «Happy-Go-Lucky» tiene algunas escenas que no son divertidas, en absoluto. Siempre hay corrientes subterråneas y rarezas. Sus películas tienen la impresión de desarrollarse espontåneamente; tiene una visión de sus personajes que solo se revela gradualmente. Casi siempre encuentra actuaciones notables, en parte porque elige actores, no estrellas, y en parte porque él y los actores ensayan durante semanas, inclinando el diålogo hacia adelante y hacia atrås, inventando historias, descubriendo de dónde venían los personajes antes de que comenzara la película. , prediciendo a dónde irån una vez que esto termine.

Deja un comentario