Rese√Īa y resumen de la pel√≠cula Hijos de los hombres (2007)

El centro de la película involucra el viaje a la costa, que Faron y Kee realizan con Julian, Luke y Miriam (Pam Ferris), que son perros guardianes y enfermeras. En el camino, son perseguidos por las tropas de Seguridad Nacional, y hay una escena de persecución con uno de los momentos más repentinos y violentos que he visto en una película. No todas las persecuciones en todo Bournes son iguales a esta, filmada en una sola toma por una cámara, para generar impacto.

Por otra parte, las escenas de acci√≥n parecen empapadas de sudor y desesperaci√≥n. Demasiadas escenas de acci√≥n parecen una coreograf√≠a fluida, pero Cuaron y Owen huelen el miedo y la muerte, y nadie hace nada particularmente imposible. Peque√Īos detalles: incluso en medio de un intercambio de disparos, los perros retozan en las calles. La mano de Faron se extiende para tocar y tranquilizar al animal m√°s cercano, y record√© la creencia de Jack London de que los perros (no tanto los gatos) nos ven como sus dioses. Aparentemente, la esterilidad solo afecta a los humanos en la Tierra; cuando nos vayamos, ¬Ņseguir√°n busc√°ndonos los perros?

√öltimamente he usado demasiado el t√©rmino ¬ęMacGuffin¬Ľ de Hitchcock, pero hay ocasiones en las que es suficiente. La falta de ni√Īos y la posibilidad de ni√Īos son los MacGuffins en ‚ÄúChildren of Men‚ÄĚ, que inspiran toda la acci√≥n, pero la pel√≠cula nunca nos dice por qu√© los ni√Īos dejaron de nacer o c√≥mo podr√≠an volver a ser posibles. Los ni√Īos como MacGuffin son simplemente un dispositivo dram√°tico para evitar la pol√≠tica real mientras muestran c√≥mo el mundo se est√° alejando de la civilidad y la convivencia. La pel√≠cula no trata realmente de ni√Īos; se trata de hombres y mujeres, de la civilizaci√≥n y de c√≥mo se puede utilizar el miedo para justificar un estado policial.

Admiro esta decisión de la trama. Me habría sentido decepcionado si la película hubiera tenido un resultado más decisivo; se trata de la pelea, no del ganador, y el clímax en mi opinión es ilimitado. Las actuaciones son cruciales, porque todos estos personajes han interiorizado tanto su mundo que lo hacen palpable y, a su vez, absolutamente convincentes.

Cuaron cumple la promesa de la ficci√≥n futurista; los personajes no visten extra√Īos disfraces ni visitan la luna, y las ciudades no son alucinaciones pl√°sticas, pero lucen como hoy, salvo cansados ‚Äč‚Äčy en mal estado. Este es ciertamente un mundo que no termina con un estallido sino con un gemido, y la pel√≠cula sirve como advertencia. Lo √ļnico que tendremos que temer en el futuro, aprendemos, es el pasado mismo. Nuestro pasado. Nosotros mismos.

Deja un comentario