Que de Series Peliculas Reseña y resumen de la película Housesitter (1992)

Reseña y resumen de la película Housesitter (1992)

Martin interpreta a Newt Davis, un arquitecto que diseñó la casa de sus sueños y, en los créditos iniciales, le pregunta a su novia de la infancia (Dana Delaney) si se casarå con él y se mudarå allí. Ella dice que no lo harå. Con el corazón roto, deja que sus penas en una noche de borracheras escapen a una camarera llamada Gwen (Goldie Hawn), cuyo apellido y la mayoría de los demås datos sobre él estån en gran duda durante la película.

Al enterarse de la nueva casa, vacĂ­a y abandonada en un pequeño pueblo pintoresco, Gwen toma un autobĂșs allĂ­, se presenta a la ciudad como la esposa de Newt y arregla el lugar, a crĂ©dito. Para cuando Newt se horroriza al descubrir que la engaña, Gwen se las ha arreglado para hacerse amiga de los padres de Newt y de su ex novia.

Ella también dijo algunas mentiras.

La genialidad de la película es que Newt se siente atraído inmediatamente por la idea de difundir mentiras para conseguir lo que quiere: un ascenso y el amor de Delaney. Gwen accede a ayudarlo. Fingirån un matrimonio falso, organizarån un divorcio falso, manipularån y engañarån al destino. Pero, por supuesto, las cosas no funcionan de esa manera.

Hay mucho mĂĄs en la trama, pero el encanto de la pelĂ­cula proviene de las actuaciones, la forma en que Martin y Hawn se mienten, y el diĂĄlogo, que es infinitamente inventivo como una mentira. Se apila uno encima del otro, y los personajes se ponen a prueba con un acto de mentira de alto vuelo.

En esto les ayudan las fuertes actuaciones de apoyo de Delaney, Donald Moffat y Julie Harris como padres de Newt, y de Richard B. Shull y Laurel Cronin como una pareja de personas de la calle deseosas de convertirse en padres de Newt. Gwen.

Martin es muy bueno aquí; en películas como «Parenthood» y «Aviones, trenes y automóviles» se ha convertido en una especie de burgués estadounidense de clase media alta, loco por dentro, normal por fuera, necesitado en todas partes.

Pero la actuación de Hawn es la piedra angular de la película, y es maravillosa como Gwen, que casi nunca dice algo que sea completamente cierto. La forma en que modula sus sentimientos, dejando claro su estado emocional sin el telégrafo y sin reír que arruinaría el drama subyacente, es sutil y eficaz. Esta es una de sus mejores actuaciones.

«Housesitter» es en Ășltima instancia sĂłlo una pelĂ­cula dulce y divertida, en lugar de una obra maestra de la comedia, pero creo que es buena. Eso es lo que quiere ser la pelĂ­cula. Es comprensivo, perspicaz, cĂ­nico en la superficie, cĂĄlido de corazĂłn. La Ășnica pregunta que queda sin respuesta es si no pasarĂ­as mucho frĂ­o en el invierno de Nueva Inglaterra caminando por ese pasillo de vidrio hasta el dormitorio.

Deja un comentario

Related Post