Reseña y resumen de la película Idle Hands (1999)

«Idle Hands» muestra otras pelĂ­culas de terror para adolescentes como un videojuego con una grabadora, mostrando buen humor y energĂ­a loca de comedia. No funciona del todo, pero se balancea hacia abajo, con una mano incorpĂłrea. La mano, que tiene mente propia, fue cortada del brazo de un adolescente que fue vĂ­ctima de algĂșn tipo de posesiĂłn demonĂ­aca de Halloween.

La pelĂ­cula cuenta las aventuras de Anton (Devon Sawa), un tonto tan confundido que durante unos dĂ­as no se da cuenta de que sus padres estĂĄn muertos, vĂ­ctimas de un poder maligno que escribe «Estoy debajo de la cama» en el techo de su habitaciĂłn, y es. Las principales ocupaciones de Anton se vuelven mĂĄs intensas y pasan tiempo con sus amigos Mick y Pnub, que viven en un sĂłtano cercano. Los tres son inadaptados de todas las sociedades posibles, y su mundo es como un cruce entre «¥SLC Punk!» y «Evil Dead 2: Dead by Dawn». (Si ninguno de esos tĂ­tulos te suena, la pelĂ­cula probablemente tampoco lo harĂĄ). The Possessed Killer Hand es, por supuesto, de «Evil Dead 2», pero no era original allĂ­. Y tiene sus orĂ­genes en pelĂ­culas como como «La mano» y «La bestia con cinco dedos». Rodman Flender, quien dirigiĂł esta pelĂ­cula, se divierte con ella en una escena en la que Anton tiene una cita con la chica de sus sueños, Molly (Jessica Alba), y trata de luchar contra la mano mientras intenta estrangularla. Finalmente, la ata a la cama. Molly, que no es muy observadora, traduce esto como pervertido. Anton finalmente se deshace de la mano (se corta en la cocina, con la herida cauterizada con una plancha). Sus amigos Mick (Seth Green) y Pnub (Elden Henson, de «The Mighty») son menos afortunados. A Mick se lo lleva una botella de cerveza, que permanece incrustada en su crĂĄneo durante el resto de la pelĂ­cula. Pnub pierde la cabeza por completo y la lleva en sus manos hasta que Anton entiende cĂłmo montĂĄrsela sobre sus hombros con un tenedor de barbacoa. No preguntes. Los dos continĂșan a lo largo de la pelĂ­cula como muertos vivientes.
.

Etiquetas: ,

Deja un comentario