Reseña y resumen de la película Indochine (1993)

Siempre hay algo agridulce y decadente en los Ășltimos dĂ­as de los regĂ­menes coloniales; las viejas costumbres han sobrevivido a su tiempo y, sin embargo, la gente pasa por los movimientos, sus modales y costumbres reflejan un cierto orgullo obstinado. Estas son personas de ayer, no estĂĄn listas para admitirlo. Tienes esa sensaciĂłn en pelĂ­culas como «White Mischief» y «A Passage to India», y tambiĂ©n la sientes aquĂ­, ya que el personaje de Deneuve camina sin miedo entre los trabajadores de la plantaciĂłn, quienes pueden, en lo que a ella respecta. Saber, ser comunistas preparando un levantamiento. EstĂĄ protegido por el escudo invisible de dĂ©cadas de dominaciĂłn francesa.

Su sociedad es decadente. Se ve fresca y elegante, y estĂĄ vestida con un discreto estilo tropical chic, pero de vez en cuando tiene un sirviente chino que le prepara una pipa de opio, y no ha superado una repentina oleada de pasiĂłn con un apuesto joven oficial de la marina francesa (Vincent PĂ©rez). Por desgracia, luego se enamora de la hermosa hija adoptiva de Deneuve y traiciona los valores de su clase de oficiales para abrazar la creciente ola de rebeliĂłn anticolonial.

La fotografĂ­a es la protagonista de esta pelĂ­cula. Mientras los dos jĂłvenes amantes huyen, con la esperanza de esconderse en las innumerables islas de un lago secreto, un plano amplio muestra su barco como un punto rodeado por un paisaje magnĂ­fico. Muchas otras tomas muestran la arquitectura en armonĂ­a con la tierra y el clima, el exterior visto desde dentro, las paredes y las ventanas enrejadas o con cortinas para que toda la vida parezca en parte exhibicionista.

A travĂ©s de esta pelĂ­cula, Deneuve va a la deriva como un ĂĄngel. Es mĂĄs hermosa que nunca, en el papel de su vida: abarca dĂ©cadas, pero nunca envejece, y el problema no es hacer que parezca joven para las primeras escenas, pero lo suficientemente mayor para las Ășltimas. Su serenidad ante la crisis es quizĂĄs demasiado perfecta; una mujer mĂĄs valiente y con los pies en la tierra podrĂ­a haberse conectado mejor con las realidades del paĂ­s. AquĂ­ tenemos a Scarlett con sus vestidos pero no a la Scarlett que come patatas.

El guión le hace un flaco favor a la película. Es largo, discursivo y poco satisfactorio. Después de un gran melodrama como este, uno espera un final mås satisfactorio que el epílogo en Ginebra, con Deneuve y su nieto esperando a la hija y al comité revolucionario vietnamita. Por supuesto, la historia de Vietnam no terminó en ese punto, por lo que tal vez la historia de esta película tampoco.

«Indochine» es una ambiciosa y magnífica oportunidad perdida: demasiado lenta, demasiado larga, demasiado compuesta. No es una película de gran éxito y, sin embargo, tiene tanto de bueno que podría valer la pena verla de todos modos.

La belleza, la fotografĂ­a, el impacto de las escenas filmadas en exteriores en Vietnam son sorprendentes. Pero la gente parece divagar y vacilar en su concentraciĂłn. La pelĂ­cula parece sugerir que los franceses todavĂ­a no entienden muy bien lo que les sucediĂł en Vietnam. Bueno, no estĂĄn solos.

Deja un comentario

Reseña de la pelĂ­cula «Tough Guys Don’t Dance» (1987)

No revelarĂ© al dueño de la cabeza por dos motivos: primero, porque serĂ­a injusto revelar la trama, y ​​segundo, porque aunque he leĂ­do la novela y visto la pelĂ­cula e

Reseña de la película Glassland y resumen de la película (2016)

¿John es un facilitador? De alguna manera, sí. Pero también quiere sinceramente que su madre deje de beber, y uno se pregunta si un enfoque mås relajado con Jean funcionaría

Some Mother’s Son (1996) reseña de la pelĂ­cula

A medida que el IRA elabora estrategias, Londres adopta una mentalidad de bĂșnker, mientras la huelga de hambre continĂșa en un coro de publicidad en todo el mundo, la verdadera