Que de Series Peliculas Reseña y resumen de la película King Georges (2016)

Reseña y resumen de la película King Georges (2016)

La pelĂ­cula de Frankel es un retrato rĂĄpido (menos de una hora y quince minutos) y sin grasa de un artista culinario en tiempos cambiantes. Comienza con Perrier visitando un almacĂ©n de alimentos ridĂ­culamente temprano en la mañana, teniendo una charla amistosa con los vendedores sobre su membresĂ­a en una raza moribunda. El hablador Perrier habla con un acento lo suficientemente fuerte como para que Frankel use subtĂ­tulos en todas partes, y su inglĂ©s todavĂ­a tiene vestigios de idiosincrasia: un fanĂĄtico de los Philadelphia Eagles desde hace mucho tiempo, ocasionalmente se lo ve en el bar del restaurante de la planta baja viendo un partido de fĂștbol, ​​y observa a un colega que su equipo ha anotado un touchdown en «la segunda entrada». Pero cuando las cosas se ponen difĂ­ciles, Perrier puede jurar como una camiseta sin mangas espeluznante de la vieja escuela nacida y criada en Brooklyn. Cuando el restaurante estaba en su infancia y los clientes podĂ­an escuchar a Perrier dejarse llevar por la cocina, observa un mayordomo, la reacciĂłn general fue «oh, quĂ© lindo, un verdadero chef francĂ©s». A pesar de la fama de Gordon Ramsay, las rabietas en la cocina ya no se consideran adorables, y cuando llega Perrier, unos 20 minutos despuĂ©s, es fantĂĄstico. Alguien cocinĂł demasiado las empanadas, y bum, al piso al que van a ir, y Perrier sopla, golpea y maldice y usa lo que ahora llaman un lenguaje «hĂĄbil», usando un epĂ­teto que una vez puso a Britney Spears (de todas las personas) en el agua caliente. No es bonito, pero es diferente a una explosiĂłn de Ramsay; no tiene la misma teatralidad. Es perdonable en cierto modo porque es completamente sincero. “Si soy duro con otras personas, soy igual de duro conmigo mismo”, dice Perrier en la pelĂ­cula. Para la mayorĂ­a de la gente, esta es una excusa dĂ©bil y cobarde, pero Frankel la convierte en una excusa creĂ­ble. La pelĂ­cula tambiĂ©n muestra el humor de Perrier y su talento como mentor. Su relaciĂłn con el futuro ganador de «Top Chef», Nicholas Elmi, se describe como esforzada y amorosa. A Elmi le interesan los tiempos y las tendencias. “Si no vamos a poner crema en la salsa
” dijo en una frase. QuĂ© horror !

La pelĂ­cula cuenta tanto el final de una era como el paso de una antorcha. El relato del aprendizaje de Perrier en Lyon en ese momento (como Ă©l mismo dice), ser cocinero era “un trabajo de caballero” es breve pero revelador. Y la actuaciĂłn de una noche de preparaciĂłn para Bec-Fin es igualmente reveladora, mostrando que quizĂĄs todos los grandes medios son el resultado de aplastar docenas de posibles catĂĄstrofes en el camino hacia el tackle. La partitura, una especie de extrapolaciĂłn casual-lite de los sonidos de Erik Satie por Michael Montes, es tan elegante como la comida representada. Al igual que la pelĂ­cula de 2011 «Jiro Dreams Of Sushi», «King Georges» nos recuerda que una experiencia culinaria Ășnica a menudo puede ser la expresiĂłn de una personalidad Ășnica, un temperamento Ășnico, una disciplina Ășnica. MĂĄs allĂĄ de todo eso, lamento un poco no haber podido nunca probar los pasteles de cangrejo con mostaza de Georges Perrier.
.

Deja un comentario

Related Post