Que de Series Peliculas Rese√Īa y resumen de la pel√≠cula La confesi√≥n (1971)

Rese√Īa y resumen de la pel√≠cula La confesi√≥n (1971)

La pel√≠cula se basa casi en su totalidad en los hechos, en las memorias de Artur London, uno de los 13 l√≠deres comunistas checos que han sido acusados ‚Äč‚Äčde traidores, trotskistas, titoitas, sionistas u otros, y uno de los tres que no fueron ejecutados. No es un thriller como ¬ęZ¬Ľ, y no podr√≠a serlo, ya que no hay justicia para emerger al final y no hay villanos que exponer. En la medida de lo posible, el propio sistema totalitario ha mantenido en marcha los juicios-espect√°culo, y han persistido tan bien que tambi√©n han aparecido como acusados ‚Äč‚Äčlos dirigentes del partido que los iniciaron.

No, esto no es un thriller sino una penetración en la mente, e Yves Montand es capaz de expresar perfectamente el estado de ánimo de su personaje mostrándole, después de casi 20 meses de tortura y contrainterrogatorio, viendo a su captor comerse una salchicha. como si no fuera el almuerzo sino el santo grial. La película en sí es una experiencia portuaria, como se suponía que debía ser. Casi al final, comenzamos a preguntarnos cómo incluso los inquisidores pudieron resistir la inhumana rutina del contrainterrogatorio.

Costa-Gavras parece estar intentando en sus dos √ļltimas pel√≠culas tomar los hechos mismos y moldearlos en una especie de ficci√≥n m√°s all√° de la verdad. No hay nada que pueda decirnos sobre la ejecuci√≥n de 10 gobernantes checos inocentes que no nos haya mostrado ya con una foto de sus cenizas arrojadas en una carretera nevada para ayudar a un autom√≥vil a ganar tracci√≥n. Im√°genes como esta no se pueden explicar. En la actual New York Review of Books, Alfred Kazin ve ‚ÄúA sangre fr√≠a‚ÄĚ de Capote y ‚ÄúOf a Fire on the Moon‚ÄĚ de Mailer de la misma manera que las reacciones de los narradores ante historias demasiado reales para ser reducidas. a la ficci√≥n.

El estilo de ¬ęThe Confession¬Ľ nos recuerda a ¬ęZ¬Ľ, especialmente en el corte r√°pido y el uso seguro de los flashbacks. La estructura se vuelve compleja pero nunca confusa, y Costa-Gavras siempre parece moverse con urgencia, queriendo decirnos m√°s de lo que se puede decir.

Sus personajes siempre est√°n en movimiento cuando se abre un tiro sobre ellos. Su editor se apresura a pasar a la siguiente imagen mientras la voz del √ļltimo termina una frase. La propia c√°mara parece tener miedo de que al permanecer en una imagen durante demasiado tiempo se pierda otras. Y nos sentimos enterrados en esta masa de informaci√≥n, nuestras mentes racionales de alguna manera intentan darle sentido a un sistema donde nada es ¬ęverdadero¬Ľ pero todo tiene que ser ¬ęcorrecto¬Ľ.

Deja un comentario

Related Post