Rese√Īa y resumen de la pel√≠cula La Mule (2018)

La ida y vuelta real entre El Paso, Texas y el motel gen√©rico del medio oeste donde Earl entrega la mercanc√≠a ofrece placeres est√©ticos. Particularmente llamativo es un tramo a trav√©s del Monumento Nacional White Sands. (Yves B√©langer, colaborador habitual de Jean-Marc Vall√©e, es el director de fotograf√≠a). Y cada viaje se construye gradualmente sobre la tensi√≥n del anterior a medida que aumentan la carga, las apuestas y el peligro. Pero los viajes tambi√©n revelan la propensi√≥n de Earl a hacer las cosas a su manera, ya sea pararse a comer s√°ndwiches de cerdo desmenuzado a la barbacoa para almorzar con sus tensos manejadores o pasar la noche en un motel barato y disfrutar de la compa√Ī√≠a de unas pocas damas para alquilar. .

Es un narcisista hasta el final, se ha alejado de su familia durante d√©cadas para trabajar y divertirse en la carretera. Entonces, cuando repentinamente cambia de opini√≥n y finalmente le dice a la gente todo lo que le ha decepcionado durante tanto tiempo, incluida su amargada ex esposa (Wiest) y su nieta m√°s optimista (Taissa Farmiga), ahora no es el momento de ponerse emocional. la resonancia que est√° buscando, a pesar de los mejores esfuerzos de Eastwood. Por supuesto, sabe indicar un gran sentimiento con una simple mirada de dolor, pero aqu√≠ no puede hacer todo. ¬ęEl Mulo¬Ľ repetidamente expone y martilla su mensaje sobre la importancia de la familia, pero finalmente suena vac√≠o. (Las elecciones musicales tambi√©n son dolorosas en la nariz, desde ¬ęOn the Road Again¬Ľ hasta ¬ęI’ve Been Everywhere¬Ľ).

Tambi√©n hay una desagradable y progresiva sensaci√≥n de xenofobia que impregna la pel√≠cula. Uno podr√≠a imaginar que ‚ÄúThe Mule‚ÄĚ se usar√≠a como argumento para el muro fronterizo propuesto por el presidente Trump, dada su representaci√≥n sorda y unidimensional de las minor√≠as que encontr√≥ con Earl. Casualmente racista, se refiere a los negros y los hispanos en t√©rminos amables y pasados ‚Äč‚Äčde moda. Pero todos los mexicanos para los que trabaja son espeluznantes criminales armados que quieren introducir drogas de contrabando en nuestro pa√≠s, y muchos de ellos son retratados estereotipadamente con la cabeza y el cuello rapados. Se aprovechan de Earl, un trabajador veterano de la Guerra de Corea que ha visto derrumbarse el Sue√Īo Americano debajo de √©l.

Earl es el proverbial hombre olvidado de Trump: anciano, blanco y que vive en Heartland, escucha m√ļsica country y anhela un tiempo m√°s simple antes de que Internet lo complique todo. Est√° en su cine hoy, pero puede imaginarlo f√°cilmente ma√Īana en Fox News.

Deja un comentario