Que de Series Peliculas Reseña y resumen de la película Last Call (2020)

Reseña y resumen de la película Last Call (2020)

Como dice la leyenda (posiblemente apĂłcrifa), las Ășltimas palabras de Dylan Thomas antes de colapsar en el hotel Chelsea fueron: “BebĂ­ 18 whiskies seguidos. Creo que este es el rĂ©cord. «La gente que estaba en la taberna White Horse ese dĂ­a lo discute, pero estos 18 whiskies mĂ­ticos son el principio organizador de ‘Last Call’ de Steven Bernstein, con Rhys Ifans como el poeta galĂ©s bebiendo a travĂ©s del delirio. una multitud de admiradores y «amigos» preocupados. Es un campo muy trillado (mĂĄs recientemente, en «Set Fire to the Stars» de 2014), tal vez porque hay algo chillĂłn e hipnĂłtico sobre la muerte de Thomas y estas Ășltimas «Last Call» , tambiĂ©n escrito por Bernstein, toma la leyenda como verdad y la desarrolla, haciendo que la caminata de Thomas hacia este vaso 18 sea una obra deliberada. El tĂ­tulo original era «Dominion», despuĂ©s de uno de los poemas mĂĄs famosos de Thomas, «And Death Shall Have No Domination «(citando la EpĂ­stola de San Pablo a los Romanos).» Dominion «es un tĂ­tulo mucho mejor que los crĂ©ditos de» Last Call «, pero las cuestiones aquĂ­ van mĂĄs allĂĄ del tĂ­tulo. Ver a un hombre bebiĂ©ndose hasta morir, aparentemente a propĂłsito, es un whisky bastante difĂ­cil de tragar, aunque es articulado y dramĂĄtico, aunque es un poeta famoso, y aunque Rhys Ifans lo juega con poder chamĂĄnico.

Dylan Thomas siempre ha sido mĂĄs un chamĂĄn que un poeta, y sus lecturas de poesĂ­a han sido acontecimientos importantes. No solo tenĂ­a admiradores. TenĂ­a fans. No era solo un poeta conocido. Ella era una «estrella». Como Anne Sexton fue una estrella, como Edna St. Vincent Millay fue una estrella: estos poetas crearon personajes pĂșblicos, como lo hacen las estrellas de cine, y tejieron hechizos en su audiencia, de la misma manera que lo hicieron Jim Morrison o Mick Jagger. Durante el perĂ­odo cubierto por «Last Call», Thomas ya estaba sintiendo el vacĂ­o de gran parte de lo que estaba haciendo. SabĂ­a que era un jamĂłn. SintiĂł que habĂ­a algo fraudulento en la forma en que iban las cosas. Él mismo lo admitiĂł una vez: «Soy un superusuario de palabras, no un poeta». En su mente, las giras de libros de Estados Unidos eran una apropiaciĂłn cĂ­nica de efectivo, y de todos modos se bebiĂł todas las ganancias, dejando a su esposa e hijos en su casa en Gales en la indigencia. Fue durante una de estas giras que Thomas se detuvo en Nueva York para asistir a los primeros ensayos de una producciĂłn de su pieza en verso Under Milk Wood. Ya estaba muy enfermo.

«Last Call» retrocede en el tiempo y Bernstein cambia de estilo, pasando del color desaturado al blanco y negro, sacando alucinaciones borrosas y utilizando la retroproyecciĂłn para algunas escenas de Nueva York. Il y a beaucoup de recoupements entre les scĂšnes, les lieux et les Ă©poques, passant de Thomas qui donne des lectures dans diffĂ©rents collĂšges, au Pays de Galles, oĂč sa femme Caitlin (Romola Garai) Ă©crit des lettres de plus en plus furieuses, mendiant dinero. Mientras tanto, el «gerente» y eventual biĂłgrafo de Thomas, John Malcolm Brinnin (Tony Hale) y el cĂ­nico doctor de Thomas, el Dr. Fenton (John Malkovich, quien tambiĂ©n produjo), son compasivos sobre quĂ© hacer con su cliente cada vez mĂĄs incapaz. Zosia Mamet interpreta a PenĂ©lope, una joven estudiante vasa, que reservĂł a Thomas para que fuera a hablar en su universidad (provocando la ira de la administraciĂłn, que considera a Thomas un libertino peligroso. No estĂĄn del todo equivocados). PenĂ©lope ama a Thomas con la pasiĂłn de una fangirl y le dice a un amigo: «Amo todo de Ă©l. TendrĂ­a su hijo si me lo pidiera». Su amiga dice: «EstĂĄs bromeando». Ella dijo: «QuĂ© parte».

Deja un comentario

Related Post