Reseña y resumen de la película Last Rites (1988)

La pelĂ­cula comienza con la siguiente premisa: el apuesto y joven padre Michael Pace (Tom Berenger) es sacerdote asistente en la Catedral de San Patricio en la ciudad de Nueva York. Su padre, Carlo Pace (Dane Clark), es el padrino de la mafia de Nueva York. La pelĂ­cula comienza con la hermana de Michael, Zena (Anne Twomey), agarrando a su marido con su amante y disparĂĄndole. Es un muy buen tirador. El primer golpe lo castrarĂĄ, el segundo lo matarĂĄ. Luego va a ver al padre Michael para confesar su pecado.

El sacramento de la confesiĂłn se trata a lo largo de esta pelĂ­cula como un truco barato, sin ninguna evidencia de que alguno de los personajes o cineastas entienda cĂłmo funciona. Pero muy mal. Menciono que la hermana va a la casa de su hermano a confesarse porque la pelĂ­cula es incapaz de contar historias. A menos que sea muy inteligente o tal vez psĂ­quico, hasta el final de la pelĂ­cula no se darĂĄ cuenta de que el padre Michael estĂĄ relacionado con Don Carlo o Zena. La pelĂ­cula no lo mantiene en secreto; es tan espeluznante que esta informaciĂłn crucial no se proporcione claramente.

La amante del marido se llama Angela (Daphne Zuniga). Después de escapar del baño de sangre de la venganza, se encuentra a salvo y reconfortada nada menos que por el padre Michael, quien cree en su historia de que es una simple niña mexicana que se ha sumergido en aguas muy profundas.

El acento mexicano de ZĂșñiga es tan increĂ­blemente malo que ni siquiera calificarĂ­a para un comercial de Taco Bell. Nadie creerĂ­a que es verdaderamente mexicana, excepto tal vez en esta pelĂ­cula, que es tan tonta que te inclinas a darle al acento el beneficio de la duda. (Las profundidades lingĂŒĂ­sticas de la pelĂ­cula son ciertamente turbias; Don Carlo pronuncia su nombre, Pace, para que suene como «pa-chay», pero el joven Michael lo hace rimar con «raza». AsĂ­ que, por supuesto, en un momento crucial un personaje no se da cuenta de que estĂĄn relacionados.)

Michael y Angela se enamoran, despuĂ©s de que Michael la lleva a su habitaciĂłn de soltero dentro de la Catedral de San Patricio. QuizĂĄs se pregunte cĂłmo un sacerdote puede vivir con una mujer dentro de una catedral sin ser notado, pero la catedral parece tener poco personal, y el Ășnico otro sacerdote a la vista es el anciano padre Freddie (Paul Dooley), que tartamudea mucho y tiene cera filosĂłfica. Para afrontar el delicado reto de una escena de amor entre el cura y la joven, el guionista-director, Donald P. Bellisario, nos regala una larga secuencia erĂłtica para luego desvelar que fue solo un sueño. Por supuesto, despuĂ©s del «sueño», los dos personajes cambian su comportamiento el uno hacia el otro como si realmente tuvieran sexo, siendo la pelĂ­cula tan deshonesta que se come su pastel y tambiĂ©n lo hace.

Deja un comentario

Conoce a los Deedles (1998) reseña de la película

Cuando comienza la pelĂ­cula, Stew y Phil estĂĄn suspendidos bajo un globo remolcado sobre las olas hawaianas, mientras son perseguidos por un oficial ausente en una moto acuĂĄtica. Pronto los

https://www.rogerebert.com/reviews/stronger-2017

https://www.rogerebert.com/reviews/stronger-2017

Monster in a Box (1992) reseña de la película

En «Swimming to Cambodia», cuenta la odisea que lo llevó de la relativa oscuridad en este país a la confusión total en otro, como actor en la película «The Killing