Rese√Īa y resumen de la pel√≠cula Les imposteurs (1998)

¬ŅQue hacer? Burtom los ve y hace sonar la alarma, y ‚Äč‚Äčla persecuci√≥n est√° dirigida por Meistrich (Campbell Scott), un asistente de vuelo nazi con labios apretados y cabello de charol. Meistrich est√° enamorada de Lily (Lili Taylor), la directora social, pero ella lo desprecia y ayuda a proteger a los polizones, en una trama que tambi√©n involucra a un primer oficial (Tony Shalhoub) que es un bombardero loco, un profesional del tenis (Billy Connelly). ) que es un gay extravagante, una ex reina (Isabella Rossellini) en el exilio, un cantante de sal√≥n (Steve Buscemi) que se suicida y todo tipo de pasajeros.

La pel√≠cula tiene muchos pasillos largos y muchas puertas por las que los personajes entran y salen continuamente; en este sentido, refleja comedias tontas como ¬ęWhat’s Up, Doc?¬Ľ por Bogdanovich. El transatl√°ntico nos recuerda a los hermanos Marx en ¬ęUna noche en la √≥pera¬Ľ y la gran ¬ęLa dama Eva¬Ľ de Preston Sturges. Pero el nivel de energ√≠a en ¬ęLos impostores¬Ľ es demasiado relajado para ser una locura. La pel√≠cula es dulce y caprichosa, no man√≠aca, y hay momentos en que Tucci parece masticar m√°s de lo que muerde.

Me gustó la forma en que los dos personajes principales, Maurice y Arthur, comparten una profunda amistad y terminan las frases del otro. Me gustó la forma en que Lily, la directora social, sintió una simpatía inmediata por ellos. Pero la trama de Mad Bomber y las otras historias requieren que los personajes hiervan, y todos en esta película están hirviendo lentamente.

Hay risa, pero es risa silenciosa. Me encontr√© sonriendo mucho. Me gustaron los personajes. Existe la misma calidez que impregn√≥ ¬ęBig Night¬Ľ. Pero tambi√©n existe el mismo impulso de involucrar a personas que no parecen tener una raz√≥n para estar en la trama. La triste reina de Rossellini, por ejemplo, significa mucho pero revela poco; su personaje se siente m√°s como si Tucci dijera que le escribir√≠a un papel, que como si el personaje tuviera que existir y que ella fuera la persona perfecta para interpretarlo.

Hay pel√≠culas que funcionan, y luego pel√≠culas como ¬ęLos impostores¬Ľ que en realidad no funcionan, pero siguen siendo agradables. No hubo nada que activamente no me gustara de la pel√≠cula. Pero mi afecto fue m√°s educado que apasionado. Si esto hubiera sido un primer borrador, habr√≠a aconsejado tirar algunos personajes por la borda y aumentar la presi√≥n debajo de los dem√°s.

Deja un comentario