Rese√Īa y resumen de la pel√≠cula Les Trois Christs (2020)

Finalmente, frente a multitudes fuera del festival despu√©s de su estreno en el Festival Internacional de Cine de Toronto en 2017, ¬ęThree Christs¬Ľ podr√≠a haber sido mucho m√°s que un ¬ęOne Flew Over The Cuckoo’s Nest¬Ľ -lite, ten√≠a el gui√≥n conjunto de Avnet y Eric Nazarian se tom√≥ la molestia de definir a los tres pacientes que el Dr. Stone observa juntos en la misma habitaci√≥n en una instalaci√≥n de Michigan, m√°s all√° de sus peculiaridades y delirios b√°sicos. Los Cristos autoproclamados son Clyde (Bradley Whitford), Joseph (Peter Dinklage) y Leon (Walton Goggins), todos interpretados con dedicaci√≥n por sus respectivos actores a pesar de la poca profundidad que se les da en la p√°gina. Clyde insiste en que puede oler un olor desagradable que nadie m√°s puede y se presenta como Jes√ļs, pero no de Nazaret. Joseph y Leon exigen ser llamados por sus nombres propios, mientras que el primero tiene un acento brit√°nico elegante y el segundo un deseo sexual constante, as√≠ como una obsesi√≥n con la joven asistente de investigaci√≥n del Dr. Stone, Becky (Charlotte Hope). Otra figura destacada en el proceso es la brillante esposa del Dr. Stone, Ruth (Julianna Margulies), una ex asistente de su esposo que una vez se desempe√Ī√≥ como presidenta asociada de Becky.

Si bien Avnet toca brevemente la experiencia femenina en el terreno, sus inspecciones no profundizan mucho m√°s que el sexismo ocasional al que est√°n expuestas ambas generaciones de mujeres en sus respectivos roles en la compa√Ī√≠a de un hombre con un complejo de Dios. (La pel√≠cula tambi√©n podr√≠a haberse llamado ¬ęCuatro Cristos¬Ľ, pero eso podr√≠a haber sido demasiado en la nariz). Stone lanza emp√°ticamente sus ensayos en oposici√≥n directa a los electroshocks maliciosos y las drogas pesadas de la √©poca, y sin embargo, la naturaleza pionera de su trabajo nunca registra realmente cuando el contexto hist√≥rico que lo rodea se define en t√©rminos b√°sicos de bien contra mal. Desviaciones descuidadas que involucran drogas y alcoholismo, l√≠neas de di√°logo simplistas (¬ęFreud dijo que hab√≠a dos instintos b√°sicos. ¬ŅCu√°les eran de nuevo?¬Ľ), Y un dispositivo de encuadre demasiado convencional que se√Īala la tragedia por venir tampoco ayuda.

A√ļn as√≠, el carisma de Gere y la presencia radiante de Hope mantienen las cosas algo visibles, con toques ocasionales de humor entre los tres pacientes que dan una sacudida a la imagen mientras se dedican al arte y la fotograf√≠a juntos. Tambi√©n es digno de menci√≥n el c√≥modo dise√Īo de vestuario de Tere Duncan basado en los a√Īos 50 que tiene la sabidur√≠a de repetir la ropa para crear un guardarropa cre√≠ble para Becky. Si tan solo algo de esa plausibilidad se hubiera contagiado con la historia, reduciendo su a menudo desconsiderado capricho de no parecer saber c√≥mo abordar su material original con la seriedad que merece.

Deja un comentario