Reseña y resumen de la película LIE (2001)

El título es una abreviatura de Long Island Expressway, y en primer plano vemos a Howie (Paul Franklin Dano) posado peligrosamente sobre un pie en una barandilla sobre el tråfico de alta velocidad. En la narración nos dice que la carretera «se ha llevado a mucha gente y espero que no me atrape a mí». Enumera algunas de las víctimas: «Harry Chapin, el director Alan Pakula y mi madre». Howie vive con su padre, quien tomó una novia tonta con una prisa indecorosa. Se salta la escuela, se junta con el tipo de chicos de los que su madre le advertiría, irrumpe en las casas, lidia con inseguridad con los sentimientos eróticos que tiene por su mejor amigo Gary (Billy Kay). Billy es activamente gay, aprendemos, y empuja a los hombres mayores por dinero, pero mantiene este aspecto de su vida en secreto para sus amigos. Una de las casas en las que entran pertenece a Big John Harrigan (Brian Cox, quien interpretó a Hannibal Lecter en «Manhunter»). Big John, un cliente de Gary, rastrea a Howie, lo confronta con la evidencia de su crimen y le ofrece a elegir entre arresto y amistad. Realmente no necesita sexo como parte del trato, y tal vez Howie no comprenda bien la naturaleza del hombre mayor; parte de su ingenuidad es real y otras son elegidas deliberadamente. Cuando el padre de Howie es arrestado por cargos de fraude relacionado con su negocio, Howie termina en Big John y comienza a cumplir con incertidumbre lo que cree que se espera. Big John lo aparta: «No se trata de sexo, Howie». No es así ? Tenemos un sentimiento por Big John de que el sexo es una actividad que tiene lugar en los parques locales donde los estafadores masculinos hacen negocios, y Howie representa algo mås complejo y, de una manera retorcida, idealista.

No se equivoque al respecto: «MENAGE» no es una disculpa por la pederastia. No estå defendiendo la defensa de Big John. Pero su director, Michael Cuesta, tiene la obstinada curiosidad de un artista que no se contenta con fórmulas sino que se intriga con los secretos y misterios de sus personajes. Supongo que por cada aventura sexual real como esta, hay docenas o cientos de «amistades» ambiguas, insatisfechas y vacilantes. Muchos hombres recuerdan que cuando eran niños, a veces había hombres mayores que usaban la amistad o la tutoría como metåfora de un vago deseo tåcito. Esta película se equilibra a lo largo de esta turbia división, al igual que Howie se equilibra sobre la autopista.

Brian Cox ha sido un actor magnífico en mås de 50 películas, desde «Braveheart» hasta «Rob Roy», pasando por «Rushmore» y Shakespeare. Su personaje aquí es machista en extremo (su timbre toca una marcha patriótica). Es un hombre en ambos sentidos de la palabra. Su hazaña en «LIE» es permanecer fuera de nuestra comprensión: no aprobamos lo que estå haciendo, pero es lo suficientemente sutil como para que a veces no sepamos exactamente lo que estå haciendo. Los tribunales juzgarían este caso en blanco y negro, pero la película ocupa los tonos mås oscuros de gris.

El final es un golpe bajo. Un final inconcluso hubiera sido mejor, y quizĂĄs mĂĄs honesto. La pelĂ­cula y el final tienen tan poco en comĂșn que es como si la Ășltima escena estuviera tomada de una pelĂ­cula diferente. Aunque «LIE» se clasifica como NC-17, casi se sospecha que este final reemplaza a uno que se eliminĂł por alguna razĂłn u otra. Ésta es la Ășnica explicaciĂłn plausible.

Deja un comentario