Rese√Īa y resumen de la pel√≠cula Lost Horizon (1973)

Lo que no entiendo es por qu√© el remake ten√≠a que ser un musical en primer lugar. Hubiera sido suficiente con una nueva versi√≥n agradable y tranquila de la vieja historia, el material es tan ligero que apenas puede soportar el peso de la m√ļsica y se hunde por completo durante una serie de los n√ļmeros de baile m√°s incompetentes y torpes que he tenido. jamas visto.

Hay un n√ļmero de producci√≥n, por ejemplo, en el que la gente de Shangri-la celebra la solidaridad de la familia. Un jeune homme (symbole d’un jeune homme) et une jeune femme (symbole d’une jeune femme) se tendent solennellement un b√©b√© dans les deux sens afin de symboliser la fa√ßon dont ni l’un ni l’autre ne tient le b√©b√© todo el tiempo. Mientras tanto, varios otros j√≥venes hacen girar bufandas naranjas. Menciono este n√ļmero en particular porque, si vas al cine, quiero que lo busques. No querr√°s gastar todo ese dinero y perderte la peor coreograf√≠a que hayas visto en tu vida. Las bailarinas desfilan y hacen girar sus bufandas como si Busby Berkeley hubiera dejado embarazada de alguna manera ¬ęEl triunfo de la voluntad¬Ľ de Leni Reifenstahl.

Durante este tiempo, se ponen en marcha varias historias de amor. Ver√°, la gente de Shangri-La est√° un poco feliz de que hayan llegado los extranjeros, ya que algunos de ellos han estado esperando 80 a√Īos por sus primeros amores. Afortunadamente, no envejeces en Shangri-la. De cualquier manera, Peter Finch se enamora de Liv Ullmann, Michael York se enamora de Olivia Hussey, George Kennedy se enamora de Sally Kellerman y Bobby Van les ense√Īa a bailar a los ni√Īos del valle (Dios sabe que el valle necesitar√≠a un buen core√≥grafo).

Estas parejas se celebran con canciones de Bacharach-David que no recuerdo en absoluto. Entre canciones, se despliega la filosof√≠a Shangri-La. En el valle, mira, si amas a una mujer m√°s que a su amante, pues, simplemente la atas a tu lado. Y el amante comprende. Pero si √ČL la ama m√°s que a USTED, puede qued√°rsela. Ves lo justo que es, especialmente para la mujer, que se libera del dolor de elegir. Por otro lado (como gritaba el chico de la √ļltima fila en los chistes de la Guerra Fr√≠a), ¬Ņqu√© pasa con los trabajadores?

Bueno, ellos también están felices. Llevan agua y hacen trabajos esporádicos, trabajan en sus campos, ese tipo de cosas. De vacaciones, hacen girar sus bufandas. No se preocupe por ellos; son felices. Reciben un nuevo balde y una bufanda nueva cada día de la Bastilla. Tenemos un dicho en el valle que espero que recuerdes. Así es como sucede: cuando el viento fuerte dobla al árbol poderoso, el árbol se mantiene más erguido cuando el viento deja de soplar. Recuerda esto; estará en la final.

Deja un comentario