Reseña y resumen de la película New Order (2021)

No es que las pelĂ­culas o los cineastas tengan el deber de prescribir un cĂłdigo de Ă©tica claro y perfecto a los espectadores y presentarlo con una bonita reverencia; ayuda a dejar el juicio final al ojo educado del espectador. El problema con el «Nuevo Orden» no es tanto su sentido decisivo de objetividad o amoralidad, sino mĂĄs bien su terquedad en perseguir el punto de vista del opresor, mientras implica descuidadamente, «hay algo malo en Ă©l. Gente buena y mala de ambos lados. ”. Es muy probable que «New Order» realmente desee alinearse con algo como «Parasite» de Bong Joon Ho, una obra maestra que disecciona el mal chupador de sangre de la disparidad socioeconĂłmica con una ingeniosa seguridad temĂĄtica y estilĂ­stica. Pero quizĂĄs sin querer, se acerca, entre todas las cosas, a «The Dark Knight Rises» de Christopher Nolan. Si bien el capĂ­tulo de Batman de Nolan, que ve el levantamiento de los oprimidos financieramente, merece todo el crĂ©dito por notar algo inminente en el aire (la pelĂ­cula fue concebida antes de Occupy Wall Street, pero se estrenĂł durante eso), dejĂł un mensaje desconcertante al buscar a su hĂ©roe. en el lugar equivocado, entre los rangos mĂĄs ricos.

Eso es mĂĄs o menos lo que hace Franco con “New Order” durante unos 90 minutos que cuenta una historia ficticia de un golpe en algĂșn lugar de MĂ©xico. Todo comienza de manera bastante abstracta con el clichĂ© de una pintura sugerente y un cuerpo desnudo salpicado de pintura verde que, al unĂ­sono, gritan riqueza y dinero. La siguiente secuencia confirma la insinuaciĂłn. Estamos en la tierra de una hermosa finca de clase alta de una familia visiblemente rica. Celebran la boda de su hija Marianne (Naian GonzĂĄlez Norvind) con el famoso Alan (DarĂ­o Yazbek Bernal) con un elegante romance con invitados elegantemente vestidos.

Cuando llega a casa sin ser invitado, Rolando (Eligio MelĂ©ndez), un antiguo empleado de confianza de la familia, no se parece en nada a un invitado llamativo. Primero habla humildemente con la matriarca Rebeca (Lisa Owen), quien ya estĂĄ angustiada por el inexplicable agua verde que sale del lavabo del baño y no parece tener mucho tiempo para la situaciĂłn de Rolando. AĂșn asĂ­, el anciano se traga su orgullo y exige una gran suma de dinero para la cirugĂ­a cardĂ­aca de su esposa. Explica que esto se lleva a cabo en un hospital privado y caro luego de tener que trasladarla debido a violentas protestas en toda la ciudad. (ÂżSe supone que debemos culpar a los manifestantes aquĂ­? No estĂĄ claro). Rebeca solo le da una fracciĂłn de lo que necesita, al igual que el hermano de Marianne, Daniel (Diego Boneta). Cuando Marianne, quien respeta profundamente a Rolando, se entera de la situaciĂłn, decide darle sus regalos de bodas de plata, pero tanto su padre IvĂĄn (Roberto Medina), quien tiene vĂ­nculos con el ejĂ©rcito, como su futuro esposo, se lo cuentan. “Es el dĂ­a de tu boda, aprovĂ©chalo al mĂĄximo”, aconsejan todos. Excepto que, como era de esperar, las celebraciones se detienen una vez que las protestas callejeras se infiltran en la propiedad de la manera mĂĄs violenta, cuando Marianne sale con el hijo de la leal ama de llaves Marta (MĂłnica del Carmen), Christian (Fernando Cuautle) para encontrar a Rolando y pagar por la emergencia mĂ©dica.

Deja un comentario

Reseña cinematogråfica Ilya y Emilia Kabakov: Entra aquí (2013)

Nacido en 1933 en Ucrania (un «annus horribilis» para Ucrania si alguna vez hubo uno), Ilya era el Ășnico hijo de una madre abnegada y devota, cuyos sacrificios todavĂ­a hacen

Reseña de la película The Last Sentence (2014)

Las imĂĄgenes en blanco y negro de la pelĂ­cula, tomadas digitalmente por primera vez en la carrera de Troell, son impresionantes, por cierto. Las pelĂ­culas de Troell son siempre magnĂ­ficas.

Reseña de la película Sex and the City (2008)

Samantha puede identificarse con eso. El perro se vuelve amigable con cada almohada, animal de peluche, puf y toalla, y aquĂ­ estĂĄ lo divertido, los emociona al estilo perrito. Fui