Rese√Īa y resumen de la pel√≠cula Noble (2015)

En 1989, la irlandesa Christina Noble (Dierdre O’Kane) lleg√≥ a la ciudad de Ho Chi Minh como turista en sus 40 a√Īos despu√©s de una vida que pas√≥ llegando a un acuerdo con su espantosa infancia y adolescencia en Dubl√≠n. Creci√≥ en un barrio pobre, perdi√≥ a su madre a causa de la tuberculosis y a su padre (espiritualmente, de todos modos) por beber, y estaba bajo la tutela del estado y de la Iglesia Cat√≥lica. Pas√≥ gran parte de su adolescencia y veinte a√Īos reprimiendo su agon√≠a por estos traumas y nuevos traumas, incluido un embarazo no planeado que termin√≥ en adopci√≥n. La vista de tantos ni√Īos sin hogar en las calles de la ciudad de Ho Chi Minh despierta el abrumado impulso maternal de la adulta Christina. Despu√©s de intentar y no poder ayudar personalmente a los ni√Īos (conseguir que dos ni√Īas se queden con ella en su hotel; llevar a un grupo de ni√Īos a comer a un restaurante en su factura), decide montar un refugio y obtiene un permiso. El truco: solo tiene tres meses para encontrar un socio local, financiar y construir el lugar, despu√©s de lo cual su visa de turista (que siempre ha sido inestable gracias a sus acciones disruptivas) caducar√°.

Lo que tenemos aqu√≠ es una veta madre, un juego de palabras, de material naturalmente poderoso, y en lugar de tratar de dominarlo, los realizadores est√°n abrazando con avidez su potencial para el melodrama de pel√≠culas antiguas, creando una pel√≠cula que podr√≠a f√°cilmente ser ridiculizado como simplista y sentimental, pero solo si nunca has derramado una l√°grima sobre una canci√≥n de cuna irlandesa. El gui√≥n de Bradley retrocede en el tiempo, comenzando con la infancia de la joven Christina (Gloria Cramer Curtis), que se ve subjetivamente, menos como un informe documental que como la escena inicial de un mito creado por ellos mismos. Los paisajes urbanos llenos de holl√≠n de la d√©cada de 1940, con montones de escombros y ropa lavada a mano colgando de tendederos y escaleras de incendios, tienen la f√ļnebre grandeza de la versi√≥n cinematogr√°fica de ¬ęAngela’s Ashes¬Ľ de Alan Parker, pero tambi√©n hay una resaca genuina (y literalmente) l√≠rica producida por la joven Christina. voz angelical (quiere ser una gran estrella de la m√ļsica como Doris Day) que resuena en la banda sonora durante las escenas clave. A√ļn m√°s conmovedoras son las escenas de la joven Christina (interpretada por Sarah Greene en ¬ęPenny Dreadful); su punto m√°s bajo es una violaci√≥n tan de pesadilla que la pel√≠cula nos hace la cortes√≠a de dejar los detalles fuera de la pantalla.

Todos los flashbacks dejan en claro que en cada fase de su joven vida, las mismas fuerzas que estaban destinadas a proteger y nutrir a Christina la han abandonado. Esto, a su vez, le da a las imágenes de hoy un sentido de oposición, como si Christina estuviera (sin darse cuenta de ello conscientemente) aceptando la primera parte de su vida y todos los traumas que ha eliminado., Tratando de convertirse en la madre o en la madre. figura, que se le negó, primero en su propia casa, luego como un pupilo del estado.

Deja un comentario