Que de Series Peliculas Reseña y resumen de la película Oculus (2014)

Reseña y resumen de la película Oculus (2014)

Cuando se abre «Oculus», Tim Russell (Brenton Thwaites) se libera de años de terapia intensiva. Al igual que Daniel Lutz (cuya historia de vida se ha convertido en «The Amityville Horror»), Tim creyó durante la mayor parte de su tiempo en una celda acolchada que su padre se había visto obligado a cometer una violencia terrible debido a una fuerza sobrenatural. Sus médicos, incluido Miguel Sandoval en un cameo del prólogo, reelaboraron esos recuerdos para engañarlo y hacerle creer que papå era un tipo realmente malo y que no había un mojo sobrenatural en el trabajo. Y así, Tim deja el hospital a regañadientes para volver a entrar en la sociedad. Quizås almorzar con su hermana no era la mejor idea.

Al no tener el «beneficio» de la terapia, la hermana de Tim Kaylie (Karen Gillan de «Doctor Who») casi no pierde el tiempo en traer a su hermano de regreso al mundo que ha pasado años tratando de reprimir. Kaylie, que trabaja en una casa de subastas, encontrĂł el espejo. Ella roba la antigĂŒedad encantada, instalĂĄndola en la casa de la familia como el centro de una fantĂĄstica variedad de cĂĄmaras, relojes despertadores, medidores de temperatura e incluso una cuchilla gigante diseñada para destruirla en Ășltima instancia. Antes de que Kaylie quiera acabar con el reino impĂ­o del espejo, quiere documentar y demostrar su poder. Otra mala idea.

Durante la totalidad de «Oculus», la narrativa va y viene entre los esfuerzos de la pareja adulta por hacer desaparecer el espejo con lo que les sucediĂł años antes. El joven Tim (Garret Ryan) y la joven Kaylie (Annalise Basso) se han mudado a una hermosa casa con su padre Alan (Rory Cochrane), un diseñador de software, y su madre Marie (Katee Sackhoff). Y luego papĂĄ fue a comprar algunas antigĂŒedades. Con muy pocas instalaciones, el pop se descarrila y mamĂĄ sigue siendo una vĂ­ctima inevitable. Los flashbacks en «Oculus» tienen un fatalismo deprimente ya que se nos dice quiĂ©n vivirĂĄ y quiĂ©n morirĂĄ muy temprano, convirtiendo estas escenas en un ejercicio inevitable de gore. La falta de suspenso es mĂĄs descorazonadora cuando te das cuenta de que el vacĂ­o no ha sido llenado por ningĂșn tipo de contexto social. PelĂ­culas como «El resplandor» y «El terror de Amityville» tambiĂ©n se ocuparon de lo inevitable, pero basaron sus narrativas en relatos edificantes de cĂłmo el estrĂ©s familiar y otros factores externos como el alcoholismo pueden destruir a un patriarca.

Deja un comentario

Related Post