Que de Series Peliculas Reseña y resumen de la película Paper Lion (1968)

Reseña y resumen de la película Paper Lion (1968)

George Plimpton se uniĂł a los Lions y escribiĂł el libro de deportes mĂĄs interesante de los Ășltimos años (a menos que pueda contar este estudio psicoanalĂ­tico de Bobby Fischer). La pelĂ­cula es una «ficciĂłn adorable» basada en la historia real, nos dicen. Plimpton fait ses adieux Ă  sa femme et Ă  son Ă©diteur, se rend au camp d’entraĂźnement, parvient Ă  tromper les joueurs pendant environ 24 heures, atterrit dans des mĂȘlĂ©es meurtriĂšres, rĂ©siste Ă  l’hostilitĂ© des pros et gagne une sorte de respect rĂ©ticent de su parte. EstĂĄ aguantando.

Las escenas en el campo de fĂștbol son emocionantes y divertidas; Imagino que los aficionados al fĂștbol profesional disfrutarĂĄn enormemente de la pelĂ­cula. Plimpton, como mariscal de campo, escribe sus jugadas en la cinta alrededor de su muñeca, pero se borran. En una taberna, casi lucha por defender la reputaciĂłn de los Leones y debe dejarse llevar por los Leones reales. En un juego de pretemporada con los St. Louis Cardinals, entra por unos segundos y, sĂ­, se pone crema.

Alan Alda es bueno como Plimpton. Tiene el toque intelectual adecuado de la Costa Este sobre Ă©l y, sin embargo, es capaz de convencernos a mitad de camino de que tal vez podrĂ­a sobrevivir al fĂștbol profesional (y tal vez nosotros tambiĂ©n podamos). Las escenas de contacto son abruptas y brutales; EscuchĂ© al menos una palabra de 12 letras que no creo que United Artists se dĂ© cuenta estĂĄ en la banda sonora. Sin embargo, es una palabra muy apropiada. Los verdaderos profesionales que se interpretan a sĂ­ mismos suelen ser rĂ­gidos y antinaturales (especialmente Vince Lombardi, que actĂșa como si estuviera en un comercial para despuĂ©s del afeitado). Pero Alex Karras de los Lions parece un actor atractivo.

Una objeciĂłn feroz. Cada pelĂ­cula tiene que tener una mujer sexy en ellas, supongo, asĂ­ que Lauren Hutton se sienta al margen en un entrenamiento y grita «Maravilloso, George», avergonzando asĂ­ a George y al pĂșblico.
.

Deja un comentario