Que de Series Peliculas Rese√Īa y resumen de la pel√≠cula Paris Countdown (2013)

Rese√Īa y resumen de la pel√≠cula Paris Countdown (2013)

Incluso para los est√°ndares descarnados y vulgares de este g√©nero, ¬ęParis Countdown¬Ľ es bastante mundano y, en √ļltima instancia, olvidable.

Olivier Marchal y Jacques Gamblin comparten el papel de Milan y Victor, amigos de toda la vida que, en sus cuarenta, se encuentran copropietarios de un club nocturno en problemas a lo largo del Sena. Con la esperanza de salir de la deuda con un usurero, acuerdan ir a Ciudad Juárez, México (que Marie retrata con tristeza naranja y pena como si fuera de otro planeta), para concluir el narcotráfico en su nombre.

Estas cosas nunca salen bien, como sabemos por las películas, y en poco tiempo Milán y Víctor son asesinados a golpes por policías mexicanos deshonestos, incluido uno que ha encontrado usos creativos para su taladro eléctrico. No tienen más remedio que informar sobre Serki (Carlo Brandt), el hombre amenazante que iban a conocer ese día, una elección que les salva la vida pero destruye su amistad.

Seis a√Īos despu√©s, los dos viven vidas separadas. V√≠ctor es un exitoso restaurador y padre de familia, mientras que Milan est√° divorciado y claramente en desorden, lo que Marie indica a trav√©s de un atajo de fumadores empedernidos y prostitutas desnudas. Pero cuando el psic√≥pata Serki sale de prisi√≥n en una misi√≥n de venganza, V√≠ctor y Milan no tienen m√°s remedio que reconciliarse con la esperanza de seguir con vida una vez m√°s.

¬ęParis Countdown¬Ľ es en realidad m√°s eficaz en sus momentos m√°s tranquilos, ya que V√≠ctor y Mil√°n pasan tiempo reconectando y recordando: en un barco, en un coche, recorriendo la ciudad que todos aman, dos y visitando a viejos amigos. La tensi√≥n espinosa inicial finalmente se desvaneci√≥. Pueden parecer duros con sus rostros escarpados y ricos en personajes, pero mientras discuten sus vidas, elecciones y arrepentimientos, est√° claro que est√°n muy por encima de sus cabezas contra este villano decidido y su peque√Īo ej√©rcito.

Pero Marie parece m√°s interesada en intentar sorprendernos en este viaje por la vida nocturna parisina, tanto en su gama alta como en su cara inferior. Victor y Milan pasan de un club nocturno cursi a un club de sexo de √©lite, de un loft de gran altura con luces de ne√≥n a la acera fr√≠a y dura de abajo. Una partitura tecno gen√©ricamente vibrante acompa√Īa todas estas aventuras. Muy a menudo, en la quietud, Marie usa una c√°mara temblorosa para distraerse sin raz√≥n aparente, hasta el punto de que le da n√°useas.

Deja un comentario