Rese√Īa y resumen de la pel√≠cula Russian Ark (2003)

El tema de la pel√≠cula, que est√° escrita, dirigida y (en cierto sentido) animada por Alexander Sokurov, es nada menos que tres siglos de historia rusa. La c√°mara no solo nos lleva a una visita guiada del arte en las paredes y pasillos, sino que da testimonio de muchos visitantes que han venido al Hermitage a lo largo de los a√Īos. Aparte de cualquier otra cosa, esta es una de las ideas m√°s apoyadas que he visto en la pantalla. Se dice que Sokurov repiti√≥ su important√≠simo movimiento de c√°mara una y otra vez con el director de fotograf√≠a, los actores y los t√©cnicos invisibles de iluminaci√≥n y sonido, sabiendo que el Hermitage solo le ser√≠a entregado por un precioso d√≠a.

Despu√©s de una pantalla oscura y las palabras ¬ęAbro los ojos y no veo nada¬Ľ, el ojo de la c√°mara se abre hacia el Hermitage y nos encontramos con el Marqu√©s (Sergey Dreiden), un noble franc√©s que recorrer√° el arte y la historia como el va. La voz que escuchamos, que pertenece a Sokurov nunca antes vista, se convierte en un contraste para el marqu√©s, que contin√ļa comentando. Lo que estamos viendo es el gran recorrido de la historia rusa en los a√Īos previos a la Revoluci√≥n y un vistazo a los tiempos oscuros que siguieron.

Creo que no importa si reconocemos a todos los que conocemos en este viaje; Se identifican figuras como Catalina II y Pedro el Grande (Catalina, como muchos otros visitantes del museo, busca los ba√Īos), pero algunas de las personas reales que se interpretan a s√≠ mismos, como Mikhail Piotrovsky, el actual director del ‘Hermitage , funcionan principalmente como tipos. Escuchamos conversaciones susurradas, vemos funciones estatales, escuchamos a representantes del Shah disculparse con Nicol√°s I por el asesinato de diplom√°ticos rusos, incluso vemos coqueteos insignificantes.

Y luego, en una apertura impresionante, la c√°mara ingresa a un gran sal√≥n y asiste a un baile oficial del estado. Cientos de bailarines, ricamente vestidos y adornados con joyas, bailan al son de una orquesta sinf√≥nica, luego la c√°mara de alguna manera parece flotar en el aire hacia el escenario de la orquesta y moverse entre los m√ļsicos. Se debe haber movido una rampa invisible debajo del marco de la c√°mara, para que Buttner y su Steadicam puedan subir sin problemas.

La pel√≠cula es una experiencia gloriosa para vivir, sobre todo porque, conociendo la t√©cnica y comprendiendo cu√°nto depende de cada momento, casi aguantamos la respiraci√≥n. ¬°Qu√© tragedia si un actor se hubiera saltado una se√Īal o Buttner se hubiera disparado a cinco minutos del final! En cierto modo, el plano largo y √ļnico me recuerda una escena de ¬ęNostalgia¬Ľ, la pel√≠cula de 1982 del director ruso Andrei Tarkovsky, en la que un hombre trata obsesivamente de caminar y recrear una piscina llena de basura mientras sostiene una vela. No quiero salir: el punto no es la acci√≥n en s√≠, sino su duraci√≥n y su continuidad.

Deja un comentario

Rese√Īa de la pel√≠cula The Divine Order (2017)

La película comienza con un montaje del malestar social en Estados Unidos a fines de la década de 1960. Es interesante pensar que este país importó una rebelión socialmente consciente

Rese√Īa y resumen de la pel√≠cula Cinemania (2003)

Los cinco cinéfilos son Jack Angstreich, Eric Chadbourne, Harvey Schwartz, Roberta Hill y Bill Heidbreder. Están de acuerdo en que Nueva York se ubica junto con París como el mejor

El hombre invisible (2021) rese√Īa de la pel√≠cula

No es una tarea fácil de realizar. En parte porque el patio de juegos de Whannell tiene sus límites establecidos en una propiedad preexistente que debe manejarse con cuidado: el