Rese√Īa y resumen de la pel√≠cula Sibyl (2020)

¬ęEn mis sue√Īos, estoy desenmascarada¬Ľ, dice Margot (Ad√®le Exarchopoulos), una actriz principiante atrapada en un tri√°ngulo amoroso profesional. Lo confiesa durante su primer encuentro con una atenta Sibyl (Virginie Efira), una psic√≥loga que deja la profesi√≥n para escribir una novela. Margot tiene miedo de ser vista por la persona rota que cree que es, a diferencia de la figura p√ļblica que tan diligentemente trat√≥ de moldear. Exarchopoulos opera con una angustia mayor y grave durante la mayor parte del tiempo de operaci√≥n, ahogando a Margot en l√°grimas de desesperaci√≥n y rabia.

Al diablo con la √©tica, Sibyl graba subrepticiamente sus sesiones para levantar el trastorno de la vida real de Margot de su primera gran producci√≥n y animar su manuscrito con descripciones detalladas, casi literarias, de su romance con su famoso coprotagonista. Igor (Gaspard Ulliel), quien a su vez est√° saliendo con el director de la pel√≠cula Mika (Sandra H√ľller). Tenga en cuenta el elenco estelar del conjunto que presenta a m√°s de un pu√Īado de los comediantes m√°s talentosos de Europa, incluido Paul Hamy como Etienne, el marido abandonado de Sibyl.

Sibyl, alcohólica en recuperación con mucho bagaje, ha trasladado sus tendencias adictivas al proceso creativo. Encontró una estimulante, incluso perversa, sensación de control al moldear el dolor de Margot por un beneficio personal. A su libro le interesa tomar lo que dice el ingenuo al pie de la letra, en lugar de cuestionar la validez del melodrama que retrata. Pronto, las sesiones de terapia trascienden los límites de los límites entre el paciente y el profesional de la salud mental cuando Margot le pide consejo a Sibyl sobre si debe o no abortar.

Hay una fascinante inversi√≥n mutua en su extra√Īa amistad que no necesariamente depende de un desequilibrio de poder. En lugar de que una se aproveche de la otra, Margot y Sibyl parecen entender t√°citamente que ambas encarnan lo que la otra necesita en este momento de su tumultuosa existencia.

Si bien el papel de Exarchopoulos requiere coherencia para transmitir su miseria perpetua, Efira superpone facetas en facetas de Sibyl de una secuencia a otra. Su personalidad fragmentada como madre preocupada, artista sin escr√ļpulos, amante ardiente o borracho tambale√°ndose en una fiesta ejemplifica el multiverso dentro de nosotros, seg√ļn nuestro p√ļblico. Es fascinante presenciar la transici√≥n de Efira del equilibrio a la perturbaci√≥n, pasando por varias modulaciones fren√©ticas.

Deja un comentario