Rese√Īa y resumen de la pel√≠cula Siesta (1988)

Es el tipo de película mala que permanece bastante visible hasta bastante tarde en el juego, cuando te das cuenta de que has puesto más esfuerzo en descifrarlo que el director. Uno de los placeres de una película como esta es que, si alguna vez la vuelves a ver, se ve fresca porque no puedes recordar cómo resultó.

La pel√≠cula est√° protagonizada por Ellen Barkin, reci√©n salida de su triunfo en ¬ęThe Big Easy¬Ľ, como una temeraria torturada con un pasado. Al comienzo de la historia, est√° encerrada en una especie de puesto de mando temporal en el desierto, donde Martin Sheen, un promotor de eventos especiales, quiere convertirla en una nueva versi√≥n de Evil Knievel. Sus planes exactos son bastante oscuros; Se produce un modelo del volc√°n falso, junto con discusiones sobre la red de seguridad que se extender√° sobre las llamas, pero no se sabe c√≥mo caer√° Barkin del avi√≥n.

Dejé la película asumiendo que ella se lanzaría en paracaídas, pero amigos en la misma proyección me aseguraron que iba a caer en caída libre en la red. Argumenté que un golpe así sin duda la mataría. Mis amigos dijeron que ese era exactamente el punto.

Es cierto, en cualquier caso, que el personaje de Barkin tiene presagios de su muerte, y la acci√≥n de la pel√≠cula se intercala con r√°pidos destellos de fantas√≠a (o memoria, o anticipaci√≥n) en los que ella cae impotente por los aires. As√≠ que quiz√°s no sea de extra√Īar que a tres d√≠as de la fecha l√≠mite del gran salto, vuele a Espa√Īa para despedirse del gran amor de su vida (Gabriel Byrne). Y una vez all√≠, vuelve a entrar en el mundo pervertido e inquietante de enredos er√≥ticos de su amante, que se alimenta del aburrimiento de una comunidad exiliada formada por Isabella Rossellini, Jodie Foster y Grace Jones.

Hasta este punto, la película es bastante buena, probablemente porque parece saber lo que está haciendo. Entonces comienza la confusión.

Aparecen figuras siniestras. Un taxista parece saber más de lo que debería. El flash forward (o los flashbacks, o las fantasías) se vuelven cada vez más amenazantes. Y luego está uno de esos finales que revela una falta final de imaginación por parte de los cineastas, un truco en lugar de una resolución.

Sin embargo, Barkin sale relativamente ileso. Es una actriz claramente atra√≠da por historias interesantes y dispuesta a correr riesgos. ¬ęSiesta¬Ľ, sea lo que sea, no es otra salchicha en la l√≠nea de montaje de Hollywood, e intrigarnos durante una hora es una haza√Īa digna de cualquier pel√≠cula, incluso si nos desconcierta durante los pr√≥ximos 30 minutos y luego finalmente se rinde por completo.

Deja un comentario