Que de Series Peliculas Rese√Īa y resumen de la pel√≠cula Soy Greta (2020)

Rese√Īa y resumen de la pel√≠cula Soy Greta (2020)

Despu√©s de que los pol√≠ticos fueran elegidos que se negaron a poner el medio ambiente en primer lugar, Thunberg decidi√≥ realizar sus huelgas escolares todos los viernes. Grossman no se dio cuenta al principio de su carrera siguiendo a Thunberg con su c√°mara que estaba contando los or√≠genes de lo que se convertir√≠a en un movimiento global. ¬ęSoy Greta¬Ľ se publica el d√≠a 117 de las huelgas semanales de Thunberg ¬ęFridays for the Future¬Ľ, que han tenido lugar durante pr√°cticamente gran parte de este a√Īo debido a la pandemia de COVID-19. En cierto modo, la pel√≠cula est√° perfectamente sincronizada como un recordatorio crucial de c√≥mo la batalla por el cambio, independientemente de los resultados de las recientes elecciones estadounidenses, apenas ha comenzado. El cambio clim√°tico nos est√° obligando a retirarnos de nuestra zona de confort, al igual que el coronavirus, y a crear nuevos estilos de vida sostenibles para evitar nuestra propia extinci√≥n. El presidente electo Joe Biden ya se ha comprometido a apoyar medidas transformadoras que tienen como objetivo combatir la destrucci√≥n ambiental, que incluye unir a Estados Unidos al Acuerdo de Par√≠s, incluido nuestro pa√≠s bajo la administraci√≥n de Trump que renunci√≥ oficialmente a principios de este mes. Aunque Trump ha llamado continuamente a la reducci√≥n de las emisiones de gases de efecto invernadero un ¬ęasesino de empleos¬Ľ, invertir en formas renovables de energ√≠a crear√≠a nuevos puestos de trabajo que no pondr√≠an en peligro la salud de nuestro planeta y de los empleados en ellos.

Dado que Thunberg es uno de los oradores m√°s talentosos y cautivadores, ¬ęI Am Greta¬Ľ es intr√≠nsecamente convincente como un documento detr√°s de escena de las vulnerabilidades oscurecidas por su poderoso car√°cter. Vemos la creciente preocupaci√≥n de su padre solidario, Svante, que es muy consciente de su ansiedad social y su tendencia a ignorar sus propias necesidades. Hay una tensi√≥n real entre ellos cuando √©l la saca de un mitin e insiste en que coma algo. Tambi√©n intenta, sin √©xito, disuadirla de utilizar t√©rminos perturbadores pero veraces como ¬ęsexta extinci√≥n masiva¬Ľ en sus discursos, que ella edita hasta el agotamiento para eliminar cualquier error gramatical o de traducci√≥n. Su determinaci√≥n de no ser vista como una hip√≥crita inspira a su familia a adaptar su estilo de vida neg√°ndose a comer carne y productos l√°cteos, viajar en aviones o comprar art√≠culos no esenciales. La racha m√°s desgarradora se produce durante el muy publicitado viaje de dos semanas de Thunberg desde Plymouth, Inglaterra a la Cumbre del Clima de Estados Unidos en la ciudad de Nueva York, un asombroso acto de convicci√≥n digno del objetivo de Herzog. Mientras las olas chocan contra el techo de su peque√Īo bote, Thunberg grita en su tel√©fono sobre el peso que se le ha puesto sobre los hombros, lo que genera una frustraci√≥n que luego aliment√≥ su discurso posterior en la conferencia, dise√Īado para castigar a quienes miran a los j√≥venes. por la esperanza sin unirse a la causa ellos mismos. Tambi√©n hay destellos entra√Īables del esp√≠ritu juvenil de Thunberg que est√°n muy lejos de su compostura del podio deliberadamente oscura, como su mirada avergonzada cuando un pasajero interrumpe su rutina de ejercicios en un tren el√©ctrico.

Lo sorprendente es cu√°nto se preocupa la peque√Īa pel√≠cula de Grossman de explicar incansablemente la ciencia de los campeones de Thunberg (se hace referencia al efecto Albedo y la curva de Keeling, pero nunca se explica) o de luchar contra las cr√≠ticas, oponentes que afirman que no puede encontrar soluciones espec√≠ficas a la crisis. . Por supuesto, su abrumadora elocuencia ha hecho que sus oponentes adultos, incluido el presidente Trump, se parezcan m√°s a beb√©s que se quedan en el barro con su ret√≥rica de matones. Las sugerencias de una fatalidad inminente solo se ven por yuxtaposici√≥n visual, por ejemplo, cuando se escuchan noticias sobre la escalada de calor en todo el mundo en una toma de autos que consumen gasolina sin fin en una l√≠nea de ensamblaje, dirigi√©ndose hacia una carretera que no conduce a ninguna parte. La s√ļplica de Thunberg para que actuemos como ‘nuestra casa est√° en llamas’ se ha reflejado de manera escalofriante en los monstruosos incendios forestales que han devastado la costa oeste cada a√Īo en los √ļltimos a√Īos y aparecen de manera prominente en los cr√©ditos. Ning√ļn espectador que haya entrenado en la vida de Thunberg encontrar√° nueva informaci√≥n sobre su historia. On nous rappelle simplement que son traumatisme d√©clench√© par le changement climatique a commenc√© apr√®s avoir vu un documentaire √† l’√Ęge de 8 ans, ce qui l’a amen√©e √† √™tre diagnostiqu√©e avec un mutisme s√©lectif, un trouble qui alt√®re sa capacit√© √† parler avec los otros. Despu√©s de tres a√Īos de silencio, la voz de Thunberg reson√≥ en todos los continentes, emergiendo como la conciencia del mundo en un momento en que la ciencia ha sido desestimada rutinariamente por varios l√≠deres como noticias falsas.

Deja un comentario