Que de Series Peliculas Rese√Īa y resumen de la pel√≠cula Spring Break (1983)

Rese√Īa y resumen de la pel√≠cula Spring Break (1983)

La inspiraci√≥n obvia para ¬ęSpring Break¬Ľ son todas las pel√≠culas de Beach Party de finales de la d√©cada de 1950 y principios de la de 1960. Aqu√≠ est√° la conexi√≥n m√°s obvia entre ¬ęSpring Break¬Ľ y las pel√≠culas de Beach Party: todas tienen tramas secundarias absolutamente innecesarias que involucran a pol√≠ticos tontos que act√ļe como un completo nerds y se ponga furioso por la diversi√≥n de los ni√Īos.

A fines de la década de 1950, este tipo de trama era estándar. Estamos en 1983 y es absurdo. La historia esta vez involucra a un espeluznante candidato al Senado (Donald Symington) que se enfurece cuando su hijo se cuela para unirse a la pandilla de Fort Lauderdale. Asigna a un grupo de secuaces contratados para patrullar la playa y traer a su hijo de regreso.

Hay una cosa m√°s que est√° realmente mal con ¬ęSpring Break¬Ľ. No sabe que las chicas tambi√©n son personas. Estos son solo adolescentes cachondos. Cuatro de ellos, dos sementales, dos ni√Īos t√≠midos, se convierten en compa√Īeros de cuarto en un motel y parten para encontrar el paradero de las ni√Īas. Los cuatro tienen nombres, identidades, caracter√≠sticas, etc. Toda la pel√≠cula presenta sus aventuras, sus aventuras femeninas, sus haza√Īas, sus grandes victorias en el concurso de belly flop, etc. Las mujeres en sus vidas son intercambiables y, casi si mal no recuerdo, ¬°ninguna mujer en esta pel√≠cula fue llamada por su nombre!

Es una pena, especialmente porque ¬ęSpring Break¬Ľ comparte el protagonismo con una joven llamada Corinne Alphen, quien es descrita como la mascota del a√Īo de 1982 de Penthouse. Es triste decirlo, pero la mayor√≠a de las mascotas y compa√Īeros de juegos que ganan papeles en pel√≠culas resultan ser, de alguna manera, cohibidos y carentes de talento como actrices. No Corinne Alphen. Tiene una sonrisa brillante, una gran personalidad y un comportamiento relajado en la pantalla que hace que los Horny Teenage Boys parezcan a√ļn m√°s inc√≥modos.

Se podr√≠a haber hecho una peque√Īa pel√≠cula divertida sobre sus aventuras en Fort Lauderdale, ¬ęd√≥nde est√°n los chicos¬Ľ. Ella habr√≠a tenido la personalidad para usarlo. En cambio, la mentalidad cerrada que hizo que esta pel√≠cula cuente su historia completamente desde una perspectiva masculina aburrida, nos proporciona debiluchos y sementales masculinos que son igualmente poco interesantes, y ven a las mujeres solo como finalistas de camisetas mojadas. Qu√© decepci√≥n para los emocionados cr√≠ticos de cine.

Deja un comentario