Rese√Īa y resumen de la pel√≠cula The Blue Room (2014)

Amalric es Julien Gahyde, un hombre con una autoconfianza debilitante. Tiene esposa e hijo, una casa moderna e inmaculada, un trabajo lucrativo y una hermosa amante. Todo es perfecto y no puede aprovecharlo. Su tiempo con Esther (acertadamente interpretado por la compa√Īera de Amalric, St√©phanie Cl√©au) es sudoroso y desesperado, e inmediatamente se disuelve en el ritual. Debe cruzar la ciudad para llegar a su coche, aparcado a una distancia discreta. Debe perfeccionar la mentira de que le contar√° a su esposa sobre el labio ensangrentado que le dio Esther, y expresarla con el grado adecuado de desinter√©s indiferente. Tiene que fingir ser √©l mismo.

Desentra√Īar al verdadero Julien de quien dice ser se vuelve m√°s dif√≠cil cuando te das cuenta de que termin√≥ en prisi√≥n. Estos hechos ahora se recuerdan ante un juez porque alguien fue asesinado. Amalric juega t√≠midamente con el crimen, navegando por la l√≠nea de tiempo de las bromas de Julien en busca de pistas. Vemos evidencia emergente cada vez que pasamos a una nueva escena, incluso cuando cambiamos nuestra imagen del propio Julien. Cuanto m√°s miente en la memoria, m√°s humano y menos sospechoso parece. La resbaladiza perspectiva de ¬ęLa habitaci√≥n azul¬Ľ encaja con un personaje que se pregunta si alguna vez ha entendido un solo segundo de su meticulosamente dibujada vida. Amalric, el director de fotograf√≠a Christophe Beaucarne y el editor Fran√ßois G√©digier lijan y borran la historia polic√©fala en superficies ef√≠meras y perfectas. Julien recorre su pasado pero no toca nada, la verdad tan vol√°til como las pasiones que lo han llevado a la desgracia.

El liderazgo cauteloso pero exuberante de Amalric no es nada nuevo. Sus primeros cinco largometrajes de ficci√≥n utilizan la profundidad de manera m√°s experta que la mayor√≠a de las funciones 3D, pero aqu√≠ sus im√°genes se han elaborado con precisi√≥n l√°ser. Filmada en Academy Ratio, ¬ęThe Blue Room¬Ľ imita la situaci√≥n de Julien al encarcelarlo en peque√Īos marcos cuadrados mucho antes del comienzo del juicio p√ļblico. Mira fuera de la pantalla en busca de una respuesta que no llegar√°, pintando su mir√≠ada de flashbacks para la respuesta como si estuviera girando un cubo Rubix de vidrio. La sutil direccionalidad de las composiciones y los constantes cambios del presente al pasado, ¬ęThe Blue Room¬Ľ a menudo se asemeja a una obra de futurismo cinematogr√°fico, similar a las pel√≠culas de Steven Soderbergh. Construye zonas ideales rom√°nticas y er√≥ticas, solo para observarlas desde el retiro cl√≠nico segundos despu√©s. El pasado debe correr para seguir el progreso de la prueba. El crimen en el coraz√≥n de ¬ęThe Blue Room¬Ľ finalmente se vuelve lo suficientemente claro, pero las personas involucradas siguen siendo un misterio. Amalric pone a la audiencia en la cabeza de su asesino convicto para acercarlos a los detalles, pero incluso este punto de vista sigue siendo fatalmente limitado. Julien no puede salir de la peque√Īa caja que construy√≥ y dar sentido a la l√≠nea de tiempo que rodea al asesinato. Ni siquiera puede creer su propia versi√≥n de los hechos o creer que sabe qui√©n es Esther en realidad. ¬ęThe Blue Room¬Ľ tiene muchas preguntas y muy pocas respuestas. Incluso si lo hicieran, ¬Ņqui√©n confiar√≠a en ellos?

Deja un comentario