Que de Series Peliculas Reseña y resumen de la película The Comedians (1967)

Reseña y resumen de la película The Comedians (1967)

En la novela, la amante es importante principalmente en la mente humana. Ella representa su Ășltima oportunidad en el amor, y estĂĄ bastante claro que no la convertirĂĄ en una gran oportunidad. EstĂĄ casada con el embajador alemĂĄn (Peter Ustinov), tiene un hijo al que ama y tambiĂ©n se siente bastante atraĂ­da por el mayor Brown (Alec Guinness), un soldado mercenario y traficante de armas. El dueño del hotel es inquietante y melancĂłlico.

En la película, rumia mucho, pero es mås difícil ver por qué, ya que Liz aparece cada 10 minutos mås o menos y apenas puede encontrar tiempo la mayor parte del tiempo para reflexionar adecuadamente. El papel de la amante se ha ampliado en la película sin profundizar exactamente; la mayoría de las escenas de Taylor-Burton consisten en una Taylor deslumbrante mientras Burton rumia y susurra cosas a su nudo de corbata. ¿Quién sabe lo que estaba susurrando? Quizås fue un diålogo.

Estas escenas se alternan con discusiones largas y muy prolijas sobre la política corrupta en Haití, sostenidas por varias combinaciones de Burton, Miss Taylor, Ustinov, Guinness y un médico revolucionario haitiano (James Earl Jones).

A veces Liz se cansa de hablar y juega a las cartas con Guinness. Es gin rummy, que Brian Keith le enseñó a tocar en «Reflections in a Golden Eye» mientras Marlon Brando murmuraba en su nudo de corbata. Tienes que pasar el tiempo de alguna manera.

TambiĂ©n hay algunas escenas divertidas que involucran al candidato vegetariano a la presidencia de los Estados Unidos (Paul Ford) y su esposa (brillantemente interpretada por Lillian Gish). Y hay algunas tomas bien fotografiadas de lugares que muestran ceremonias vudĂș y todo eso.

La vibra caribeña se invoca de manera convincente, si no sin rumbo fijo, y hay declaraciones semi-controvertidas sobre la política estadounidense en América Latina («Los rebeldes solo se vuelven comunistas cuando los yanquis insisten»).

La pelĂ­cula trata de ser seria y polĂ­ticamente significativa, y solo logra ser aburrida y pomposa. AĂșn asĂ­, hay que entregĂĄrselo a Liz y Dick: para ellos, hacer una pelĂ­cula atacando la dictadura de Papa Doc Duvalier requiriĂł aĂșn mĂĄs coraje que cuando el senador Dirksen defendiĂł la preocupaciĂłn.

Deja un comentario

Related Post