Reseña y resumen de la película The Crucible (1996)

La obra de Miller trata de la histeria religiosa alimentada por el deseo sexual reprimido y negado. En el transcurso de la acciĂłn, habrĂĄ una oleada de acusaciones de brujerĂ­a, todas falsas, la mayorĂ­a de ellas inspiradas ya sea por venganza sexual o por un Ă©xtasis sagrado equivocado. Cuando se produjo la obra por primera vez, se descifrĂł fĂĄcilmente como una alegorĂ­a sobre el frenesĂ­ anticomunista del perĂ­odo McCarthy. Hoy, irĂłnicamente, hemos cerrado el cĂ­rculo; ya no somos paranoicos acerca de los comunistas, pero volvemos a ser paranoicos acerca de adorar a SatanĂĄs.

Tal vez cada época tenga el «Crisol» que se merece. Cualquiera que haya visto el reciente documental «Paradise Lost: The Child Murders of Robin Hood Hills» reconocerå en su interpretación de un pequeño pueblo de Arkansas muchos paralelismos con esta fåbula sobre Salem, incluidos aquellos que enmascaran sus propias dudas en acusaciones preventivas de satånica conspiraciones. . (¿El satanismo se extinguiría por completo si no fuera por el celo de sus oponentes por darlo a conocer?) En el centro de la historia de «El Crisol» hay un momento de lujuria sin vigilancia, en el que un buen hombre llamado John Proctor (Daniel Day-Lewis) comete adulterio con una niña traviesa llamada Abigail Williams (Winona Ryder), su sirvienta. Ella es una de las bailarinas desnudas iluminadas por la luna y estå furiosa porque fue rechazada por un arrepentido Proctor y despedida por la esposa de Proctor, Elizabeth (Joan Allen). Después de presenciar la juerga de medianoche del reverendo Parris (Bruce Davison) y ser acusada de comportamiento impío, ella responde con cargos contra Proctor.

Parris es un hombre estrecho, pero no malo. Trae a un consultor, el reverendo Hale (Rob Campbell), que obliga a uno de los otros juerguistas a confesar. (Era una esclava de Barbados que, segĂșn los informes, daba lecciones a las niñas locales, aunque es difĂ­cil imaginar que las barreras de clase y raciales se cruzaran tan fĂĄcilmente en esta Ă©poca). Pronto todo el pueblo se vio plagado de acusaciones y contraacusaciones. Hale comienza a sospechar algunos de los motivos, pero los eventos se desarrollan inexorablemente. Un cazador de brujas experimentado, el juez Danforth (Paul Scofield), es llevado a la ciudad, toma una lĂ­nea dura con la brujerĂ­a desde el principio y luego le resulta imposible dar marcha atrĂĄs, aunque la evidencia parece evaporarse. Teme perder la cara y cree vagamente que * alguien * deberĂ­a ser castigado, no sea que la brujerĂ­a parezca tolerada. Este es, por supuesto, el mismo dilema al que se enfrentan todos los satanistas: sin satanistas a los que azuzar, estarĂ­an sin trabajo.

Deja un comentario

Mi casamentera y yo reseña de la película (1996)

“Veo tu patrĂłn”, dice Irene, “Algunas patadas y una escapada limpia. Wexler vuela a California para el cumpleaños de su madre y para alejarse de la pelĂ­cula. En la playa

Reseña de la película Hablemos de sexo (1998)

La reacciĂłn de Jazz parece un poco extrema, especialmente en comparaciĂłn con su otro gran momento de lĂĄgrimas, cuando admite que no puede tener hijos. Solo la hace sollozar. La

Reseña de la pelĂ­cula Barney’s Great Adventure (1998)

Con su hermana Abby y su mejor amiga, Marcella, va a visitar al abuelo y la abuela en su granja. Cody no cree que le gustarĂĄ la granja, porque sus