Reseña y resumen de la película The Joneses (2010)

El caso es que no son una familia; son una unidad de marketing. Los especialistas en marketing hablan de «adoptadores tempranos»: personas que influyen en un grupo de pares siendo los primeros en saber, usar, vestir o presenciar algo. En una conferencia a la que asistí en Boulder, Colorado, la semana pasada, completos desconocidos siguieron a Andy Ihnatko y su iPad como un hombre con un T-bone en una libra. Los Jones son los primeros adaptadores profesionales, a los que se les paga para que se hagan pasar por una unidad familiar y consuman los productos del patrocinador.

Entre otros beneficios de esta idea de historia, hace que la colocación de productos sea necesaria, no solo venal. Si no dejas que esta película esté mås pendiente de los nuevos modelos de Audi, te quedaste ahí. Los Jones nunca prestan atención a nada. Es solo que Steve Jones (David Duchovny) estå haciendo grandes tiros con sus nuevos palos de golf. Kate Jones (Demi Moore) entretiene de manera brillante. Sus adolescentes Jennifer (Amber Heard) y Mick (Ben Hollingsworth) usan ropa tan genial. Si los Jones no tienen perro, tal vez sea porque no hay suficiente dinero en la venta de perros.

Parece una existencia cĂłmoda, consumir los mejores productos por delante del mercado y nunca tener que pagar por ellos. No es tan fĂĄcil. Significa negar tus propios impulsos de ser honesto y seguro. Elimina tus propios gustos. No sentirse autĂ©ntico. PregĂșntese quiĂ©n en su multitud insistiĂł en que tenĂ­a que ver «CĂłmo entrenar a su dragĂłn» en 3D, cuĂĄndo querĂ­a verlo en 2D, y lo que realmente querĂ­a ver era «Mi hijo, mi hijo, ÂżquĂ© tenĂ­as ? hacer. Esta persona es un Jones.

Sin embargo, eres un Larry o un Summer (Gary Cole y Glenne Headly), los vecinos de al lado que siempre se estĂĄn poniendo al dĂ­a. Ha cedido el control de sus gustos a alguien a quien admira por razones superficiales. Es un negocio condenado al fracaso porque nunca jamĂĄs se pondrĂĄ al dĂ­a y, por definiciĂłn, nunca podrĂĄ tomar la delantera, porque los Jones definen la carrera.

Como era de esperar, «The Joneses» encuentra fallas inquietantes en la vida de esta familia profesional. Trate como ellos quieren ser disciplinados y en el mensaje que tienen sus propias emociones. Algunos de ellos involucran sexo. Otros implican un sentimiento de inutilidad interior. La mås fuerte es Kate, interpretada por la soberbia Demi Moore como una líder de equipo capaz que aspira a un ascenso. Steve es un ex profesional del golf, por lo que no es ajeno al desafío de interpretar a un modelo a seguir, pero su decencia es mås profunda que la de Kate.

En cuanto a los niños Jennifer y Mick, bueno, incluso sus nombres son populares; Jennifer es el 67Âș nombre mĂĄs popular del paĂ­s y Michael es el tercero. Pero son adolescentes y ya sabes cĂłmo va. Tantas hormonas desatadas, para seguir o reprimir. Que Jennifer y Mick sean tan atractivos y tan avanzados para su edad complica su vida interior. A esta edad, no ha sido completamente domesticado por la mentalidad corporativa.

Deja un comentario