Que de Series Peliculas Rese√Īa y resumen de la pel√≠cula The Last Word (2017)

Rese√Īa y resumen de la pel√≠cula The Last Word (2017)

El comienzo real de la pel√≠cula encuentra a MacLaine de pie frente a una de las ventanas a dos aguas de la espaciosa casa en la que su personaje, Harriet Lauler, vive en un c√≥modo aislamiento. Aparentemente sin amigos, acecha los terrenos de su propiedad, asustando tanto a su paisajista (¬°oye, es Gedde Watanabe!) Como a su cocinera (Yvette Freeman). Est√° harta de la vida, por lo que trata a medias de ponerle fin, pero despu√©s de una tensa confrontaci√≥n con un m√©dico, se le ocurre una idea: pedir su propio obituario. Tan decidida, entra en las oficinas del peri√≥dico local en su ciudad de California (que le recuerda a su actual editor que ha salvado repetidamente mientras hace su fortuna trabajando en publicidad) y pide cumplir con su escritor obedecido. Esta resulta ser otra mujer, una joven descontenta llamada Anne Sherman, interpretada por Amanda Seyfried. ¬ęLa idea de dejar mi obituario al azar es muy irrazonable para m√≠¬Ľ, le explica Harriet a Anne, exponiendo lo que ella cree que es su buena fe como mujer ¬ęrazonable¬Ľ.

No sé cuánto tiempo ha existido el guión de esta película, de Stuart Ross Fink, pero hay algo distinto en el personaje de Seyfried. Su apariencia, actitud, estilo de vestir, todo eso sugiere que es una viajera en el tiempo, que llegó a Estados Unidos en 2017 directamente desde la fecha de lanzamiento del álbum debut de Pixies. (Sería el 21 de marzo de 1988). Es un testimonio del trabajo de Seyfried el hecho de que esta particularidad no necesariamente se mantenga en el rastreo a medida que avanza la película.

Y la pel√≠cula avanza con bastante precisi√≥n en la direcci√≥n de sus premisas, si no de los requisitos. Este es, por supuesto, un viaje en el que una mujer mayor cascarrabias le ense√Īa a una joven inexperta el arte de no comprometerse, y la jovencita inexperta instruye a la anciana cascarrabias a sanar viejas relaciones y formar nuevas relaciones. E incluso hay una adorable ni√Īa afroamericana desfavorecida, Brenda (AnnJewel Lee Dixon) para el viaje, que incluye un viaje por carretera en el que se habla de un reencuentro con la hija separada de Harriet (Anne Heche).

Es, entre otras cosas, una pel√≠cula algo grasienta. Hace todo lo posible para lograr ¬ęritmos¬Ľ que, seg√ļn √©l, satisfar√°n a una audiencia mayoritaria, como cuando Anne, Harriet y Brenda se unen por la comida de McDonald’s en su viaje por carretera. El √ļnico elemento ligeramente inesperado del desarrollo del personaje se produce cuando Anne anima a Harriet a hacer algo con su modesta pero selecta colecci√≥n de vinilos. Esto lleva a una rapsodia sobre el placer de escuchar un aparato de radio perfectamente secuenciado, y pronto la propia Harriet le pide al gerente de una estaci√≥n de FM de formato libre (todav√≠a existe esa influencia de 1988) que lo revele. DJ. Anne est√° comprando en una tienda de discos de segunda mano cuando escucha por primera vez a Harriet en el aire. ¬ŅQui√©n hace compras de discos entre las seis y las once de la ma√Īana? Ninguna de las tiendas de discos a las que fui, incluso ABIERTA antes de las once. En cualquier caso, es en este √°mbito donde la pel√≠cula encuentra, curiosamente, bases interesantes. El director Mark Pellington, quien comenz√≥ su carrera como un rebelde interno en MTV, todav√≠a tiene un agudo sentido de la m√ļsica y la relaci√≥n potencial de la gente con ella, y los sets de DJ de Harriet son lo m√°s destacado. Adem√°s de algunas escenas tranquilas e individuales entre MacLaine y Seyfried. Un tratamiento menos expansivo de la historia podr√≠a haber resultado en un estudio de personajes menos persistente y convencional, sugiere. Pero para llegar a lo bueno de ¬ęThe Last Word¬Ľ tienes que tomar verrugas y todo.

Deja un comentario

Related Post