Reseña y resumen de la película The Music Room (1958)

Este hombre se llama Hazur Biswambhar Roy. Vive en un palacio ruinoso al borde de un ancho rĂ­o, en medio de una llanura desierta. Es el final de la dĂ©cada de 1920. Es el Ășltimo de una lĂ­nea de terratenientes que prosperaron en Bengala en el siglo XIX; Ha pasado el tiempo de los propietarios y se les acaba el dinero. Durante años, tuvo poco que hacer y una pasiĂłn, escuchar conciertos en su sala de mĂșsica.

Durante mucho tiempo ha estado celoso de su vecino mĂĄs cercano, el despreciado usurero Mahim Ganguly. Mahim es de casta baja y vulgar, pero trabajador y ambicioso. De vez en cuando, los sonidos transportados por el aire le informan de las acciones y los gestos de Mahim: mĂșsica distante o putt-putt distante de un generador que revela que incluso ha traĂ­do electricidad a su casa. Se entera de que Mahim ha organizado una fiesta. «¿Me han invitado? Hazur pregunta a su criado. Él fue, se entera, y Mahim lamentĂł mucho no asistir. «¿Me voy a alguna parte?» » «No.»

Después de ganar fama mundial con las dos primeras películas de su trilogía Apu, que fueron los primeros títulos indios en aspirar y alcanzar el estatus de arte, Satyajit Ray se tomó un descanso antes de completar su trilogía de pobreza abyecta para hacer esta película sobre la pobreza distinguida. Recientemente disponible finalmente en video en una impresión de alta calidad, es la historia de un hombre que ha sido comparado con King Lear debido a su orgullo, terquedad y cómo pierde todo lo que importa.

Casi todas las escenas involucran a Hazur, interpretado por Chhabi Biswas, un actor que era tan favorito de Ray que cuando muriĂł en 1962, Ray dijo que simplemente habĂ­a dejado de escribir papeles medievales importantes. En «The Music Room», Biswas interpreta a un hombre tan arraigado en su existencia que pocas realidades pueden interferir. Sin ingresos y con una fortuna menguante, el tortuoso Mahim lo llama «señor», y aunque su enorme castillo estĂĄ descuidado y solo quedan dos sirvientes, continĂșa, ajeno.

Su vida se centra en la mĂșsica. MĂĄs precisamente, para dar conciertos caros para exhibir su music hall, o jalsaghar, con su lĂĄmpara de araña reluciente, alfombra ornamental y retratos de Hazur y sus antepasados. Vive para mostrar lo que queda de su riqueza. DespuĂ©s de la secuencia de apertura en la azotea, gran parte de la pelĂ­cula se cuenta en retrospectiva a una Ă©poca de años antes y se centra en dos conciertos que se dan en la sala.

La primera es una «ceremonia del hilo» de la mayorĂ­a de edad en honor a su hijo Khoka. Solo los mejores mĂșsicos serĂĄn suficientes, y Hazur se reclina sobre almohadas, flanqueado por sus vecinos masculinos y familiares, mientras los mĂșsicos y un cantante famoso actĂșan. Una cĂĄmara lenta recorre los rostros de los oyentes, deteniĂ©ndose en el vulgar Mahim, que estĂĄ inquieto, no aprecia la mĂșsica clĂĄsica india y estĂĄ tomando una copa.

Deja un comentario

Primera reseña cinematogråfica de Doug (1999)

Esta criatura, que sirve como prueba de que el lago estĂĄ contaminado, es en realidad un monstruo tan amable que aboga por la contaminaciĂłn, no contra ella. Toma prestado el

Reseña y resumen de la película The Lucky One (2012)

Nicholas Sparks tiene una buena lĂ­nea en historias como esta. Suelen implicar el triunfo del amor sobre la adversidad, suelen tener lugar en bellos escenarios naturales, suelen implicar coincidencias como

Reseña de la película The Loneliest Planet (2013)

En «The Loneliest Planet», una pareja de novios recorre los hermosos pero escarpados senderos de las montañas del CĂĄucaso en la repĂșblica centroeuropea de Georgia. A la mitad de su