Rese√Īa y resumen de la pel√≠cula The Snapper (1993)

Al comienzo de la película, Sharon Curley (Tina Kellegher), la mayor de ocho hermanos, descubre que está embarazada. Ella le cuenta esto a sus padres, Dessie (Colm Meaney) y Kay (Ruth McCabe), quienes no se toman muy bien la noticia, pero instintivamente la aman y la apoyan.

La reacción del padre a la noticia es típica; primero se muestra incrédulo, luego grita, luego se convierte en filósofo e invita a Sharon al pub local a tomar una copa y charlar un poco.

El teléfono apenas se necesita en Curley Quarter; funciona con demasiada lentitud en comparación con los chismes, que rápidamente difunden la noticia a los oídos de todos. Sin embargo, permanece un misterio sobre la identidad del padre. Sharon se negó a identificarlo durante mucho tiempo, hasta que sus propios chismes lo llevaron. No es que esté avergonzada o que sea protectora; es que las circunstancias de la fecundación, mientras ambos estaban borrachos, no le dan poco crédito a nadie, y además, él no es el tipo de chico que le gusta a ella.

Por supuesto, todas las etapas del chisme y la eventual divulgación deben discutirse en profundidad. Sharon se encuentra con sus amigas en el pub, donde comparten risas, cigarrillos, desprecio y fantasías sobre los hombres. Su padre se encuentra con sus amigos en otra habitación del mismo pub y les hace advertencias terribles sobre el destino del padre desconocido, sin darse cuenta en una escena de que en realidad está hablando con él.

‚ÄúThe Snapper‚ÄĚ fue dirigida con un toque c√°lido y ligero por Stephen Frears, quien en ‚ÄúMy Beautiful Laundrette‚ÄĚ y ‚ÄúSammy and Rosie Get Laid‚ÄĚ mostr√≥ un sentimiento similar por las comunidades unidas de Londres. Pero la sensaci√≥n irlandesa aqu√≠ es distintiva, y gran parte de ella proviene sin duda del gui√≥n de Roddy Doyle, basado en su novela.

Esta es la segunda historia de Doyle sobre las mismas personas y los mismos antecedentes; el primero, ¬ęThe Commitments¬Ľ, fue dirigido por Alan Parker. Lo que ve, y lo que reflejan las pel√≠culas, es que el gusto irland√©s por el chisme se ve reforzado por una gran comprensi√≥n y perd√≥n. Estos personajes comprenden la naturaleza humana.

Mira, por ejemplo, la relaci√≥n entre Sharon y su padre en esta pel√≠cula. La trata como a una buena amiga, no es condescendiente con su feminidad o su embarazo y se preocupa menos por las ¬ęapariencias¬Ľ que por la justicia. √Čl y su esposa son en realidad modelos a seguir, aunque esto no siempre es evidente en el caos de su peque√Īa casa, donde hasta 10 personas tienen que compartir el mismo ba√Īo. Abarrotados sin privacidad, su estrategia es vivir en p√ļblico; toda la familia comparte todo.

Deja un comentario