Reseña y resumen de la película The Star Maker (1996)

Es posible que la película de Joe Morelli haya caducado. Las «pruebas de pantalla» ciertamente no van al lado de «Universalia Studios di Roma». Puede que no filme en serio a sus sujetos, pero los mira con seriedad. A través de la cåmara ve sus almas.

Hay un pastor humilde que baja de las colinas y le dice a la cĂĄmara: «Lo mejor de ser pastor es que puedes razonar con las estrellas». Hay un anciano con una capa en un pueblo que no ha hablado desde la guerra. Una noche entra en la tienda de Morelli para hacer una prueba y ve, mientras la cĂĄmara rueda, que puede volver a hablar: «¥Oh, quinto regimiento de mi vida!» Y hay historias alrededor de Morelli que podrĂ­an convertirse en pelĂ­culas. Como los hombres que la llevan a una habitaciĂłn cerrada para fotografiar el cadĂĄver de una donaciĂłn mafiosa, que nunca ha sido fotografiada en su vida. Quieren algo para recordarlo. Y el Conde de Montejuso, cuya bella esposa lo lleva una vez al mes en su Rolls-Royce al pueblo bombardeado que alguna vez fue suyo: «Todo lo que me queda es aquí». En los dĂ­as de las historias de Tornatore, las pelĂ­culas no se habĂ­an vuelto tan familiares para su pĂșblico, no habĂ­an perdido su misterio. TodavĂ­a existĂ­a una barrera de glamour entre la audiencia y la pelĂ­cula. Se creĂ­a que las estrellas de cine, de una forma u otra, habĂ­an trascendido la vida mundana del resto de nosotros y subido a un plano mĂĄs glorioso. Y que (aquĂ­ estĂĄ la parte crucial) las propias pelĂ­culas habĂ­an causado esta glorificaciĂłn. Ser conmovido por las pelĂ­culas, tal vez era ser santificado.

Estas creencias suponen una pesada carga para Joe Morelli. No puede evitar ver que de alguna manera no es del todo un fraude; que sus sĂșbditos obtienen el valor de su dinero, sentados frente a la cĂĄmara que les permite expresar sus sueños y esperando pacientemente la llamada de Roma.

«The Star Maker» no es exactamente la película que fue «Cinema Paradiso», aunque sólo sea porque la pureza de la amistad entre el proyeccionista y el joven no es igualada aquí por el vínculo entre Joe Morelli y la ingenua Beata. Hay momentos incómodos en los que sentimos que Tornatore, al pedirle a su actriz que revele su cuerpo, nos pone a ella y a nosotros en la misma posición que el anciano que le paga para que le quite la blusa.

Y no encuentra un final perfecto para “The Star Maker”, como lo hizo para “Cinema Paradiso”. En esta pelĂ­cula, vimos un montaje de todos los besos en la pelĂ­cula que habĂ­an sido sacados de las pelĂ­culas a lo largo de los años por el sacerdote local censurado. En este, hay un reencuentro entre Morelli y Beata que no suena del todo cierto. Y luego un montaje de algunas de las «pruebas de pantalla» que filmĂł, que obviamente parece una repeticiĂłn de los besos. Es como si Tornatore estuviera intentando volver a hacer la misma pelĂ­cula, cuando en realidad «The Star Maker» tiene derecho a que se lo cuente. La pelĂ­cula no es tan especial como «Cinema Paradiso», pero a su manera, tambiĂ©n estĂĄ encantada. Madre de Dios, quĂ© caras.

Deja un comentario

https://www.rogerebert.com/reviews/ps-2004

https://www.rogerebert.com/reviews/ps-2004

Reseña y resumen de la película The Incredibles 2 (2018)

Como ha hecho en todo su trabajo, Bird juega con las definiciones sociales. El gigante de hierro no tiene por qué ser un arma; una rata puede ser un líder;

Stop Making Sense (1984) reseña de la película

Teniendo en cuenta todo el talento para el espectĂĄculo que se desarrollarĂĄ mĂĄs adelante en la pelĂ­cula, las secuencias de apertura son un descarte discreto, casi anti-concierto. Byrne camina sobre