Rese√Īa y resumen de la pel√≠cula The Touch (1971)

¬ŅO es eso realmente a lo que me refiero? Quiz√°s la pel√≠cula hubiera sido m√°s compleja, hubiera penetrado m√°s profundamente en el laberinto de la personalidad, si no hubiera entrado en las complicaciones. Porque las ¬ęcomplicaciones¬Ľ son en gran parte puntos de la trama que cargan imprudentemente a los personajes con mucho equipaje del que podr√≠an haber prescindido.

Creo que deber√≠amos habernos permitido adivinar los problemas de Elliott Gould, decidir intuitivamente sobre √©l. Cuando nos enteramos, de repente, de que √©l es el √ļnico superviviente masculino de una familia que casi fue aniquilada por los nazis, no nos sorprende; estaba all√≠ en su car√°cter. ¬ŅPero tenemos que decirnos? ¬ŅDeber√≠a explicarse su personalidad terriblemente herida por algo tan concreto? ¬ŅNo depende Bergman del mismo tipo de ¬ęmotivaci√≥n de car√°cter¬Ľ que normalmente se esfuerza por evitar?

¬ŅY no es eso un ejemplo de exageraci√≥n cuando la mujer se queda embarazada -quiz√° de √©l- y deja a su marido y vuela a Londres a buscarlo, despu√©s de que √©l la deja, para descubrir que √©l y su hermana est√°n sufriendo un trastorno nervioso? trastorno, tal vez sea hereditario? ¬ŅEn cu√°nto deber√≠a recostarse Bergman? ¬ŅNecesitamos alguna pista hist√≥rica o m√©dica sobre este personaje? ¬ŅNo podemos entenderlo como la mujer, intuitivamente?

Porque ella lo hace. La maravilla de ¬ęThe Touch¬Ľ es que la interpretaci√≥n de Bibi Anderson no ha sido tocada por la intriga intrigante de Bergman. Su actuaci√≥n es bastante justa, lo que por supuesto sirve para resaltar las debilidades de la historia de Bergman. Su relaci√≥n con los dos hombres de la pel√≠cula es tan completa, tan fr√°gil y tan humana que casi estamos enojados con Bergman por presentar a los nazis y las enfermedades raras. Queremos permanecer dentro de estas personas porque es posible, despu√©s de todo, que el amor y el odio se puedan crear por completo dentro de la personalidad. Por lo general lo son. ¬ŅY qu√© cineasta lo sabe mejor que Ingmar Bergman?

Deja un comentario