Rese√Īa y resumen de la pel√≠cula The Walk (2015)

¬ęLa Marche¬Ľ comienza a venderse en cuanto te acomodas en tu sill√≥n (¬ę¬°Caminar sobre el alambre, es la vida!¬Ľ, Nos dice Petit, clavando el rostro en la lente). √Čl contin√ļa vendiendo y vendiendo y vendiendo, dici√©ndote lo incre√≠ble y maravilloso que es todo a trav√©s de la voz en off y la narraci√≥n directa en la c√°mara, explicando verbalmente cosas que las im√°genes de Zemeckis ya hacen un trabajo sin igual para mostrarte, a veces rompiendo el hechizo de la pel√≠cula al traer en el h√©roe con una observaci√≥n que no es tan elocuente como ver a Little haciendo lo que solo Little puede hacer. La narraci√≥n de Petit podr√≠a ser la narraci√≥n m√°s contraproducente e irritante que se haya escrito sobre una pel√≠cula potencialmente genial. Sufrir es como visitar el Gran Ca√Ī√≥n o el Museo Metropolitano de Arte con alguien que sigue exclamando lo asombroso y asombroso que es todo cada quince segundos, hasta el punto de que quieres irte y volver al d√≠a siguiente solo para tener una experiencia real.

¬ęY con ese trazo de l√°piz, mi destino qued√≥ sellado¬Ľ, nos dice la narraci√≥n, en im√°genes de Petit dibujando una l√≠nea entre los giros como se muestra en un anuncio de revista que escanea mientras espera ver a un m√©dico, como si no pudi√©ramos. Entiendo por qu√© es importante este momento, en una pel√≠cula sobre un tipo que caminaba por la cuerda floja entre las torres gemelas del World Trade Center. ¬ę¬°Este es el comienzo de mi sue√Īo!¬Ľ El punto m√°s bajo de mal juicio de la pel√≠cula ocurre durante su cl√≠max siempre sorprendente, cuando Petit se acuesta en el cable, envuelto en una nebulosa cubierta de nubes, y observa una gaviota solitaria que se cierne sobre √©l y parece estar mir√°ndolo a los ojos., Como si pregunt√°ndose si tambi√©n es una especie de p√°jaro. El momento tiene el poder extra√Īo e inquietante de un encantamiento, pero, por supuesto, aqu√≠ est√° Petit en una voz en off que nos cuenta c√≥mo este p√°jaro sali√≥ de las nubes y se cerni√≥ sobre √©l y maldita sea, pel√≠cula, no s√©, no lo sabes. que tenemos ojos y o√≠dos?

No creo en la advertencia de ¬ęmuestra, no digas¬Ľ. Esa es una m√°xima citada por los guionistas de piratas inform√°ticos que ganan dinero con libros de instrucciones y seminarios, no escribiendo guiones. Algunas de las mejores pel√≠culas de la historia del cine tienen una narraci√≥n activa, insistente e incluso constante. Pero esas pel√≠culas no solo cuentan en lugar de mostrarse. Muestran como cuentan y cuentan como muestran, y el componente verbal agrega, y a menudo complica o subvierte, las im√°genes y los sonidos. Ese no es el caso aqu√≠. Aparte de algunas observaciones pr√°cticas sobre ser un acr√≥bata, no hay una palabra en la historia de Petit que no se pueda enfatizar por la redundancia. Si lo que desea es escuchar a la gente hablar sobre Petit (incluido Petit), tambi√©n puede comprar una copia de las memorias en las que se basa ¬ęThe Walk¬Ľ o ver la gran pel√≠cula de no ficci√≥n de James Marsh. De 2008 ¬ęMan on Wire ‚ÄĚ, que presenta tantas recreaciones que es medio drama, de todos modos.

Deja un comentario