Reseña y resumen de la película You Kill Me (2007)

Aunque aparentemente ambientado en Buffalo y San Francisco de hoy, la sensibilidad cĂłmica de «You Kill Me» es extrañamente al revĂ©s. La pelĂ­cula comienza con algunas bromas polacas en los crĂ©ditos iniciales. La primera es bastante buena: el sicario alcohĂłlico Frank Falenczyk (Ben Kingsley) palea la acera delantera, tirando repetidamente su quinto de vodka en la nieve para que siga avanzando. El segundo es solo una broma de instalaciĂłn / remate que se escuchĂł en un programa de radio: «¿CĂłmo se saca un polaco de un brazo de un ĂĄrbol? Lo saluda con la mano». A partir de ahĂ­, la pelĂ­cula cambia de enfoque y se convierte en una avalancha de chistes gay tan estĂșpidos que ni siquiera califican como bromas.

«You Kill Me» presenta a personas extremadamente talentosas que se desviven por mejorar un guiĂłn delgado e infantil. El director John Dahl es un maestro del negro absurdo moderno («Red Rock West», «La Ășltima seducciĂłn», «Rounders»). El director de fotografĂ­a Jeffrey Jur salpica la pantalla con geles azules y amarillos intensos y crea composiciones angulares de pantalla ancha con rayas de sombras que traducen una sensibilidad oscura en colores vĂ­vidos. Y el elenco es un sueño: Kingsley, Tea Leoni, Bill Pullman, Luke Wilson y, como jefes rivales de la mafia, Dennis Farina y Philip Baker Hall.

¿Con qué tienen que trabajar? Un guión anticuado y tibio de Christopher Markus y Stephen McFeely («La vida y muerte de Peter Sellers») que parece un primer borrador de un estudiante de segundo año en la escuela de cine. Quizås un segundo borrador.

Y luego estå la escena en la que Kingsley, en ropa interior, dispara un arma a un supervisor de la ciudad de San Francisco en su oficina. ¿Por qué? El alcalde George Moscone y el supervisor Harvey Milk fueron asesinados a tiros en el Ayuntamiento de San Francisco en 1978. ¿Cuål es el punto? ¿Se supone que es otra broma homofóbica fea en una película llena de ellos?

Deja un comentario