Que de Series Peliculas Revisión y resumen de la película de Maiden (2019)

Revisión y resumen de la película de Maiden (2019)

Cuando la encarnaci√≥n actual de Edwards aparece poco despu√©s, es un poco impactante no porque sea claramente mayor, sino porque esa misma chispa juvenil est√° presente, su intensidad sin tacha con el tiempo. Vemos esa chispa en todas las mujeres entrevistadas en estos d√≠as: la edici√≥n de ida y vuelta intercambia constantemente im√°genes del barco filmadas por la amiga de la infancia y compa√Īera de equipo de Edwards, Jo Gooding en 1989, con las cabezas parlantes actuales de Holmes, como si las dos versiones de la Doncella la tripulaci√≥n est√° conversando a trav√©s del tiempo. Este m√©todo no solo es eficaz, es inspirador. Cuando el √©lder Edwards en alg√ļn momento se atraganta con un recuerdo que acabamos de presenciar, no podemos evitar sentirnos atra√≠dos por las mismas emociones.

Edwards es un personaje tan rico como uno encontrar√≠a en una gran novela n√°utica, aunque, como nos inform√≥ la clase inglesa, estas historias eran predominantemente, si no todas, masculinas. Sus padres le inculcaron una independencia, y los intereses poco convencionales de su madre sirvieron como influyentes rompedores de estereotipos que eventualmente subrayar√≠an la determinaci√≥n de Edwards de entrar en el Whitbread. Despu√©s de la muerte de su padre emprendedor a la edad de 10 a√Īos, Edwards fue testigo del primer gran ejemplo del profundo efecto del patriarcado en la independencia femenina cuando su madre fue expulsada de la familia hablando de negocios por competidores masculinos que no quer√≠an arriesgarse a perder. . cara de ser golpeado por una mujer.

Este miedo machista de perder ante las mujeres se desangra directamente en el Whitbread, con los patrones Bruno Dubois y Skip Novak (este √ļltimo al mando de un barco ingl√©s rival) expresando sus pensamientos en 1989 sobre la falta de fuerza y ‚Äč‚Äčcohesi√≥n de la joven. Como todos los dem√°s, vemos a estos dos, junto con los reporteros Bob Fisher y Barry Pickthall, tambi√©n en el presente. Si bien los comentarios de los capitanes podr√≠an considerarse un truco, los bol√≠grafos de los periodistas fueron mucho m√°s viciosos, brutales y da√Īinos para Edwards y su tripulaci√≥n. Pickthall y Fisher dieron forma a la narrativa p√ļblica y su burla fue implacable. ¬ęNo era tan mis√≥gino como el otro¬Ľ, dice uno de los dos reporteros, pero ambos parecen divertidos por las cosas malas que han producido.

Deja un comentario

Related Post