She Has a Baby (1988) rese√Īa de la pel√≠cula

Pasan los a√Īos. La pareja se muda a lo que Bacon describe como ¬ęuna hipoteca de tres dormitorios¬Ľ. Se establecen en una versi√≥n de cumplimiento suburbano, aunque Bacon todav√≠a se preocupa por los debates interminables de sus vecinos sobre marcas rivales de cortadoras de c√©sped. Los padres de ambos lados de la familia est√°n empezando a insinuar que agradecer√≠an tener un nieto. Bacon no est√° preparado para las asombrosas responsabilidades de la paternidad. Pero luego se da cuenta de que tiene un recuento bajo de espermatozoides (causado, se dice, por la ropa interior ajustada que eleva la temperatura de la ingle por encima de la temperatura ideal del semen), y se une a McGovern en un esfuerzo decidido por concebir un hijo. (Su escena de amor resultante ser√° la primera c√≥pula en una pel√≠cula acompa√Īada por la canci√≥n ¬ęWorkin ‘on the Chain Gang¬Ľ). Otros aspectos de sus vidas aparecen y desaparecen de la vista. El mejor amigo Alec Baldwin visita Chicago de vez en cuando, pasa a McGovern, es rechazado (¬ęNo sucede en esta vida¬Ľ, explica), sigue siendo un amigo. La rutina de la agencia de publicidad comienza a pasar factura a Bacon, quien por supuesto aspira a convertirse en novelista.

Y est√°n las tentaciones er√≥ticas de una chica extra√Īa y hermosa, que se le aparece a Bacon en una discoteca, en la agencia de publicidad y en sus sue√Īos, ofreci√©ndole una alternativa a su tranquilo estilo de vida yuppie. Pero luego llegan el embarazo, el parto y la paternidad, y se da cuenta de que los valores seculares son los mejores.

Todo suena bastante simple y es un desarrollo l√≥gico para el cineasta John Hughes, quien ha rastreado el progreso de la adolescencia de Chicago en una serie de grandes pel√≠culas que incluyen ¬ęSixteen Candles¬Ľ, ¬ęThe Breakfast Club¬Ľ y ¬ęFerris Bueller’s. Day Off¬Ľ. Pero algo extra√Īo entr√≥ en Hughes esta vez.

La progresión de su historia ordinaria se ve interrumpida por vuelos extraordinarios. Hay secuencias fantásticas, conversaciones imaginarias y un ballet para maridos de los suburbios y sus tijeras.

Bacon narra la pel√≠cula, y otros personajes tambi√©n entran en escena, incluido el predicador que se casa con ellos e incorpora todos los deberes del perfecto marido yuppie en los votos matrimoniales. Por s√≠ solos, esos toques extravagantes a veces son divertidos (la coreograf√≠a de la secuela de la cortadora de c√©sped ser√≠a un buen comercial de televisi√≥n). Pero, ¬Ņpor qu√© est√°n en esta historia? La mayor√≠a de las veces, simplemente parecen distracciones lindas e inteligentes, no son parte de la historia, no agregan nada, no son necesarias.

El √ļltimo segmento de la pel√≠cula, donde Bacon espera y se preocupa mientras su esposa pasa por trabajos forzados, es el m√°s efectivo. Es honesto y fuerte y tiene una fuerza emocional genuina. Sugiere qu√© mejor pel√≠cula podr√≠a haber sido si toda la historia se hubiera contado con el mismo estilo simple, libre de los adornos y trucos de Hughes. Las partes buenas de ¬ęElla va a tener un beb√©¬Ľ hacen que el resto se sienta como una oportunidad perdida.

Deja un comentario