Star Trek III: The Search for Spock revisión de la película (1984)

Es una buena, pero no una gran pel√≠cula de Star Trek, una especie de compromiso entre las dos primeras. La primera pel√≠cula fue una empresa de carreteras de ¬ęStar Wars¬Ľ que depend√≠a de los efectos especiales. La segunda pel√≠cula, la mejor hasta ahora, record√≥ lo que hizo que la serie de televisi√≥n Star Trek fuera tan especial: no sus efectos especiales, ni sus artilugios de √≥pera espacial, sino su uso de la ciencia ficci√≥n como plataforma para programas sobre la naturaleza humana y los l√≠mites de la inteligencia. . ¬ęStar Trek III¬Ľ busca un equilibrio entre las dos primeras pel√≠culas. Tiene parte de la filosof√≠a y parte de la √≥pera espacial, y hay una escena de efectos especiales extendida en el explosivo planeta G√©nesis que es la √ļltima palabra en peleas cuerpo a cuerpo en los bordes desmoronados de volcanes en llamas.

Tambi√©n hay una impresionante nave espacial enemiga que se asemeja a un ave depredadora en vuelo (aunque por qu√© las naves en el vac√≠o del espacio necesitan alas sigue siendo, por supuesto, una pregunta que Star Trek prefiere no responder). * El barco est√° comandado por el Kruge, un guerrero klingon bastante lento (interpretado por Christopher Lloyd de Taxi), que se enamora de un lindo y peque√Īo doble cruzado atrevido en su simplicidad. La trama de la pel√≠cula implica un intento leal del equipo de Enterprise de regresar al planeta G√©nesis en un intento por reunir el cuerpo y la mente de Spock. La nave espacial alien√≠gena se encuentra en el mismo sector, tratando de robar el secreto de G√©nesis, un arma de la √ļltima pel√≠cula que comienza dando vida a planetas muertos y contin√ļa desde all√≠. El enfrentamiento entre los klingon y la tripulaci√≥n del Enterprise a veces se siente como uno de esos westerns en los que Bart primero tuvo el lanzamiento de Hoppy, luego Hoppy tuvo el lanzamiento de Bart, pero la pelea a muerte. Entre Kirk y Kruge tiene lugar contra un gran personaje. tel√≥n de fondo apocal√≠ptico que todos perdonamos.

Lo mejor que tienen las pel√≠culas de Star Trek es nuestra familiaridad con la serie de televisi√≥n. Esto lo convierte en una especie de atajo narrativo. En ning√ļn momento de esta pel√≠cula, por ejemplo, se deja en claro que los vulcanos son criaturas de l√≥gica, no de emoci√≥n, aunque tenemos que saber eso para comprender la mayor parte del final. No es necesario. Estos personajes est√°n bajo nuestra piel. Resuenan, y un papel delgado en cualquier historia dada se ve reforzado por roles m√°s fuertes en una docena de otras. Es bastante reconfortante, porque (con fanfarria, por favor) la aventura contin√ļa.

  • Leonard Nimoy me envi√≥ una explicaci√≥n √ļtil: ¬ęEl ave de presa klingon tiene alas por la misma raz√≥n que nuestro propio transbordador espacial. Puede aterrizar en una atm√≥sfera similar a la de la Tierra¬Ľ.

Deja un comentario

La masacre del d√≠a de San Valent√≠n (1967) rese√Īa de la pel√≠cula

Pero en alg√ļn punto de la l√≠nea, Corman cometi√≥ un terrible error. Decidi√≥ tomarse a s√≠ mismo en serio. As√≠ que se sent√≥ e investig√≥ mucho con su guionista. Howard

Rese√Īa de la pel√≠cula 100 d√≠as para vivir (2021)

Una mujer est√° haciendo yoga junto al lago cuando de repente la secuestran, la llevan a un edificio abandonado y le disparan dos veces. Se encuentra un libro en la

Mighty Aphrodite (1995) rese√Īa de la pel√≠cula

La película revela sus matices serios (con comentarios del coro griego, que a veces se convierte en canción y baile) mientras desarrolla una trama que se presta a la tontería.