Star Wars – Episodio III: La venganza de los Sith (2005) rese√Īa de la pel√≠cula

La forma en que Anakin aborda su elecci√≥n, sin embargo, tiene un cierto toque conmovedor. Anakin tiene una cita con Padme (Natalie Portman); se casaron en secreto en la pel√≠cula anterior, y ahora ella revela que est√° embarazada. Su reacci√≥n es la de un ni√Īo agradable en una comedia para adolescentes, tratando de sonar feliz mientras se pregunta c√≥mo afectar√° eso a las otras cosas interesantes que puede hacer. Decir que George Lucas no puede escribir una escena de amor es quedarse corto; las tarjetas de felicitaci√≥n expresaron m√°s pasi√≥n.

El di√°logo a lo largo de la pel√≠cula vuelve a ser su punto m√°s d√©bil: los personajes hablan en lo que parece un ingl√©s b√°sico, sin color, ingenio ni placer verbal, como si estuvieran canalizando a Berlitz. Las excepciones son Palpatine y, por supuesto, Yoda, cuyo discurso (con la voz de Frank Oz) me recuerda a la famosa frase al estilo antiguo de Wolcott Gibbs de la revista Time: ¬ęOraciones al rev√©s hasta que la mente se tambalea¬Ľ.

En muchos casos, los actores son filmados frente a pantallas azules, con efectos que se agregar√°n m√°s tarde, y a veces sus lecturas son tan planas que no parecen creer que est√°n realmente en medio de eventos asombrosos. ¬ŅC√≥mo puedes pararte frente a flotas de estrellas en explosi√≥n y parecer que est√°s hablando por tel√©fono celular en Starbucks?

¬ęEst√° preocupado por ti¬Ľ, le dijeron a Anakin en un momento. ‚ÄúEstabas muy estresado. A veces, el acento en las oraciones est√° fuera de lugar. Durante la aventura del ascensor durante el rescate de apertura escuchamos ¬ę¬ŅMe perd√≠ algo?¬Ľ ¬ŅCu√°ndo deber√≠a ser ¬ęMe estoy perdiendo algo?¬Ľ

Sin embargo, el di√°logo no es el punto; Los personajes de Lucas se involucran en pronunciaciones oratorias s√≥lidas y luego se embarcan en la aventura. ‚ÄúEpisode III‚ÄĚ tiene m√°s acci√≥n por minuto cuadrado, supongo, que cualquiera de las cinco pel√≠culas anteriores, y es espectacular. Los efectos especiales son, por supuesto, m√°s sofisticados que en las pel√≠culas anteriores, pero no necesariamente m√°s efectivos.

El combate a√©reo entre los luchadores del ¬ęStar Wars¬Ľ original y el combate a√©reo que lo abre difieren en su complejidad (muchas m√°s naves esta vez, m√°s tomas de acci√≥n, fondos m√°s detallados) pero no en su emoci√≥n. Y aunque Lucas asiste a sus personajes en una √≥pera futurista que parece un cruce entre el Cirque de Soleil y el ultrasonido de un beb√© nonato, si piensas en la √≥pera como un lugar, no es tan atractivo como el sal√≥n de Tatooine. en la primera pel√≠cula.

Deja un comentario