Supermensch: The Legend of Shep Gordon (2014) reseña de la película

La pelĂ­cula es como sentarse en un restaurante con un tipo que tiene algunas de las mejores historias que has escuchado en tu vida, siempre y cuando te gusten las historias del mundo del espectĂĄculo. Gordon, no se puede decir lo suficiente, se ha reunido y / o ha hecho negocios con alguien y, de alguna manera, Ă©l y Cary Grant tenĂ­an un acuerdo de custodia compartida con respecto a un gato domĂ©stico. El genio de Gordon en la direcciĂłn, entre otras cosas, fue pionero de los conciertos «For Ladies Only» que impulsaron la carrera del amante del R&B Pendergrass a la estratosfera, no tiene nada que ver con eso, igual, segĂșn este retrato, como su menstruaciĂłn. Gordon, que tiene un estilo de hablar distinto y una risa contagiosa, habla de su filosofĂ­a de los «asuntos compasivos» mientras cuenta, con confianza pero con cierta modestia, cĂłmo puso orden en los asuntos de Groucho. Marx. Contar algunos actos de generosidad literalmente asombrosos te hace amar un poco al chico, a pesar de llevar una camiseta de «No Head, No Backstage Pass» durante gran parte de su apogeo de los setenta impulsado por las drogas. (Y aunque sus gustos por la mĂșsica eran omnipresentes, sus logros como coproductor de pelĂ­culas fueron audaces y refrescantes; ayudĂł a llevar imĂĄgenes como «Koyaanisqatsi» y «El beso de la mujer araña» a los cines).

Sospechamos que fue la generosidad lo que llevĂł a Myers, quien conociĂł a Gordon a travĂ©s de «El mundo de Wayne», en el que apareciĂł Alice Cooper, a crear este retrato amoroso. PuntĂșa sus segmentos de cabezas parlantes con secuencias animadas, destellos de imĂĄgenes de remate y la leyenda ocasional descarada, como la descripciĂłn bĂĄsica de Gordon Pinsent de CBC como «Canadiense famoso». Es bastante entretenido y, a veces, casi educativo: el relato de Gordon sobre cĂłmo y por quĂ© creĂł la categorĂ­a Celebrity Chef es un breve curso sobre la marca moderna, para bien o para mal. Sin embargo, el valor nutricional de la pelĂ­cula, desde un punto de vista documental, es bastante cuestionable en otros aspectos; Es probable que los jĂłvenes que vean esto salgan con la impresiĂłn de que Alice Cooper siempre ha sido solista en lugar de lĂ­der de una banda, ninguno de los otros miembros de los cuales aparece aquĂ­.

.

Etiquetas:

Deja un comentario