Swimming with the Sharks (1995) rese√Īa de la pel√≠cula

Ackerman es un monstruo ego√≠sta de primera clase ba√Īado en oro, el tipo de hombre cuyo saludo matutino probablemente sea: ¬ę¬°C√°llate! ¬°Escucha! ¬°Aprende!¬Ľ Est√° lleno de peque√Īas lecciones como, ¬ęSi no pueden comenzar una reuni√≥n sin usted, ese es el √ļnico tipo de reuni√≥n que vale la pena ir¬Ľ. Cuando la revista Time lo acusa de ser un proveedor de violencia sin sentido, le ordena a Guy que ¬ęcompre todos los ejemplares de Time en la ciudad y los destruya¬Ľ.

Guy est√° tranquilo pero decidido. Quiere ser muy grande en esta ciudad alg√ļn d√≠a y espera que trabajar para Buddy le d√© una ventaja. Cuando lo conocemos por primera vez, est√° almorzando con una mesa llena de otros aspirantes a ejecutivos j√≥venes en ciernes, en Musso and Frank’s. Cuenta una an√©cdota de c√≥mo Shelley Winters fue invitada a una audici√≥n para un productor una vez, y simplemente sac√≥ sus Oscar de su bolso y los aline√≥ en su escritorio.

Ser√≠a una gran historia, si los dem√°s hubieran o√≠do hablar de Shelley Winters (uno de ellos finalmente la recuerda de ¬ęLa aventura de Poseid√≥n¬Ľ). El caso es que Guy conoce sus pel√≠culas. El punto tambi√©n es, quiz√°s, que no necesitas saber nada para tener √©xito en Hollywood, si eres lo suficientemente despiadado. (Cuando hablamos de un joven director sexy llamado Foster Kane, nadie sabe lo suficiente como para observar que tiene dos tercios del nombre Citizen Kane).

Una hermosa mujer aparece en la vida de Guy. Su nombre es Dawn Lockard (Michelle Forbes). Ella tiene mucho √©xito, pero invita a Guy a almorzar o cenar. No puede creer su buena suerte. (¬ęLas facturas del tel√©fono de su autom√≥vil son m√°s que el alquiler¬Ľ, le dice Buddy). A continuaci√≥n, Dawn explica que necesita ¬ęacceso¬Ľ a Buddy y, por lo tanto, tiene la intenci√≥n de estar en el lado seguro. De Guy (por cualquier medio necesario, nosotros comprender). Pronto est√°n so√Īando con las pel√≠culas que har√°n juntos.

No ser√≠a justo revelar c√≥mo se desarrolla este tri√°ngulo o qu√© produce. Tampoco estoy seguro de que eso conduzca a un final plausible para esta pel√≠cula. Las mejores partes de ‚ÄúNadar con tiburones‚ÄĚ est√°n en los detalles, en la forma en que Guy desarrolla habilidades telef√≥nicas y de mentir, o en c√≥mo Buddy maneja los tel√©fonos. Eventualmente, Guy aprende la lecci√≥n m√°s importante de Buddy, y en el humor negro de esa l√≥gica, la pel√≠cula encuentra su conclusi√≥n.

¬ęSwimming With Sharks¬Ľ fue escrita y dirigida por George Huang, quien era √©l mismo un asistente personal en Hollywood, y cuya red tuvo que pagar, ya que hizo una pel√≠cula con ella. Su trama puede ser aplastada y el final puede ser menos que satisfactorio, pero su ojo y su o√≠do son correctos. En Hollywood, donde el poder es el afrodis√≠aco definitivo, tambi√©n es la excusa definitiva para casi cualquier comportamiento imaginable. Los l√≠deres, agentes y estrellas poderosos se comportan como lo hacen, porque pueden. Huang encuentra mucho humor en esta situaci√≥n y, si no me equivoco, tambi√©n cierta amargura.

Deja un comentario