The Boy Next Door (2015) reseña de la película

La Ășnica noche del año en que llueve en Los Ángeles, despuĂ©s de unas copas de vino, Claire cede a los flirteos de Noah y se acuesta con Ă©l en una escena ciertamente bastante abrasadora, a pesar de la clĂĄusula de no desnudez de LĂłpez. Sin embargo, a la mañana siguiente, mientras recoge sus cosas y se prepara para emprender la (rĂĄpida) caminata de la vergĂŒenza, el pĂĄnico intenso y pegajoso de Noah deberĂ­a ser su primera pista de que algo anda mal con este tipo.

Guzmån, un veterano de la franquicia «Step Up», también puede estar familiarizado con los movimientos aquí, pero nunca los vende de manera convincente. Hay algo demasiado infantil en su apariencia y poco desarrollado en su oficio. Nunca es realmente amenazante, lo que agota este thriller erótico de gran parte de sus emociones, y termina completamente abrumado por el carismåtico López a cada paso.

A partir de ahĂ­, hay mĂșltiples casos de comportamiento amenazante elaborado que deberĂ­an ser motivo suficiente para que Claire vaya a la policĂ­a, pero entonces no tendrĂ­amos una pelĂ­cula. En cambio, la vemos luchar y tantear con la esperanza de apaciguar a este psicĂłpata y, sin darse cuenta, se pone a ella y a su familia en un peligro mayor. Cohen hizo la primera pelĂ­cula de «RĂĄpidos y furiosos» de 2001, y tiene la oportunidad de insertar una persecuciĂłn de coches decente para recordarle lo que es capaz de hacer con material mĂĄs animado.

Solo la confrontaciĂłn culminante sin sentido (e increĂ­blemente violenta), en un granero en llamas, de todos los lugares, finalmente les da a las personas lo que quieren. GritarĂĄs, te retorcerĂĄs, aplaudirĂĄs con jĂșbilo disgustado, y desearĂĄs que el resto de la pelĂ­cula sea asĂ­ de divertido.

Deja un comentario