Que de Series Peliculas The Saint of Fort Washington (1994) reseña de la película

The Saint of Fort Washington (1994) reseña de la película

La creaciĂłn de la palabra “sin hogar” ha sido Ăștil, ya que no nos sentimos cĂłmodos en esta sociedad con palabras como mendigo; se le ha dado al menos un nombre a su condiciĂłn. Sin embargo, la falta de vivienda es la Ășltima lĂ­nea de sus problemas, que en muchos casos ocurre despuĂ©s de una enfermedad mental, adicciĂłn o la simple incapacidad de encontrar trabajo. En la nueva pelĂ­cula «El santo de Fort Washington», por ejemplo, uno de los hĂ©roes tiene una enfermedad mental, y el otro es un veterano de Vietnam que lo ha perdido todo en su vida, una pieza a la vez. permanece es el dolor crĂłnico de una herida de guerra.

La pelĂ­cula parece conocer las realidades cotidianas de las personas sin hogar. Si vous avez dĂ©jĂ  arrĂȘtĂ© votre voiture Ă  une intersection et Ă©tĂ© approchĂ© par des hommes avec des raclettes, vous proposant de nettoyer votre pare-brise, vous vous ĂȘtes peut-ĂȘtre demandĂ© qui sont ces gars, d’oĂč ils viennent et oĂč ils vont la noche. Esta pelĂ­cula lo sabe.

La historia estĂĄ ambientada en la ciudad de Nueva York e involucra a Jerry (Danny Glover), un veterano negro de Vietnam que ha tenido una mala racha tras otra, y a Matthew (Matt Dillon), cuya vida se desarraiga cuando una bala demoledora atraviesa las paredes de su Hotel SRO. Matthew tiene problemas mentales; escucha voces. Recibe ayuda del gobierno para pagar el alquiler. Pero sin una direcciĂłn, no puede recibir cheques, y sin un cheque, no puede obtener una nueva direcciĂłn, un Catch-22 que lo envĂ­a a las calles.

Jerry, un hombre mayor con gran experiencia en supervivencia urbana, se da cuenta de Matthew y lo toma bajo su protecciĂłn. Los dos se vuelven amigos y Matthew le muestra las cuerdas, incluida la rutina de limpieza del parabrisas. Por lo general, los automovilistas los ignoran o los maldicen, pero a veces obtienen un cuarto o un dĂłlar que gastan en comida rĂĄpida o en alguna bebida ocasional. Por la noche, duermen en las calles o, cuando hace frĂ­o, en Fort Washington Shelter, una armerĂ­a donde cientos de camas estĂĄn alineadas, fila tras fila.

Aprendemos que el problema de dormir en un refugio de la ciudad es que es mås peligroso que la calle. Los fuertes maltratan a los débiles y es posible que te despiertes sin zapatos u otras posesiones. Fort Washington estå gobernado por un gigante despiadado llamado Little Leroy (Ving Rhames).

Deja un comentario