Trojan Women (1972) reseña de la película

Si tiene un rival, probablemente sea Vanessa Redgrave, y ambos están en «Las mujeres troyanas» de Cacoyannis, con Katharine Hepburn y Genevieve Bujold. Pero esa no es la película que fue «Electra», aunque Cacoyannis vuelve al mismo terreno e incluso al mismo estilo visual. Todavía tenemos las agrupaciones elegantemente aleatorias del coro; todavía tenemos primeros planos de rostros atormentados por la tragedia; todavía tenemos a los personajes inmovilizados por un sol despiadado en un paisaje de rocas y matorrales.

Pero Cacoyannis solo regresó a los exteriores. Parece haber perdido la tensión que residía en «Electra» como una serpiente enroscada. Las tragedias griegas clásicas no se prestan naturalmente al rodaje; son poesía, no prosa, y dependen del poder de sus palabras. Curiosamente, el hecho de que se subtitulara «Electra» aumentó su urgencia. Los subtítulos mantuvieron, más o menos, la atención prestada al idioma de la traducción al inglés. Y luego las voces de habla griega, sin sentido porque no entendíamos griego, se redujeron a una música clara de dolor y desesperación.

El mundo de la tragedia griega está, después de todo, a una enorme distancia histórica de nosotros, y un ligero distanciamiento en «Les Troyennes» podría no haber sido algo malo. (No estoy de acuerdo con los humanistas liberales que dicen que Eurípides nos habla como nuestro contemporáneo; si lo hiciera, más gente lo escucharía). Pero en lugar de acercarse a «Les Troyennes» con un poco de respeto sobrenatural, Cacoyannis parece han intentado traernos un Eurípides estrella para el consumo masivo.

El diálogo está en inglés (traducción de Edith Hamilton), lo que significa que se pronuncian palabras que realmente deberían leerse. La elevación del lenguaje clásico funciona en el escenario, pero no en el medio más íntimo del cine; Estamos demasiado cerca del rostro polvoriento de Hécuba y de sus viejos ojos entristecidos para creer que pudiera elegir sus palabras con tanto cuidado. Y así, las palabras finalmente toman el control y sofocan la tragedia. Todo el mundo lo está intentando. No se pudo encontrar un elenco mejor que Hepburn, Redgrave, Bujold y Papas. Pero creo que podrías encontrar una mejor manera de usarlos.

Aquí, están demasiado avergonzados. Cacoyannis los fotografía como iconos. Son estatuas históricas. Vanessa Redgrave, como Andrómaca, parece interpretar la idea de una mujer a la que asesinaron a su nieto, en lugar de una madre real en tal situación. Hécuba de Katharine Hepburn es la destilación de una anciana movida por el orgullo y la rabia; pero no es una mujer en particular en un momento específico.

Todas las actuaciones parecen demasiado objetivadas, demasiado generalizadas, todas menos Irene Papas, como Helena de Troya, que muestra su cuerpo y se burla de sus guardias y se da un baño altivo en un cuenco de agua mientras las mujeres de afuera tienen sed al sol. Esta Helena, creemos, podría haber encendido la imaginación de los hombres y provocado la destrucción de Troya. Pero los otros troyanos parecen ser funcionarios electos, los dolientes municipales, en lugar de seres humanos devorados por la pasión.

Deja un comentario

Reseña cinematográfica Solomon & Gaenor (2000)

Su romance es dulce; están paseando por el campo, y ella está encantada con el primer chico que conoce que habla con poesía y dulzura. La encuentra tierna e inquietante

Cuatro moscas sobre terciopelo gris (1972) reseña de la película

En cambio, ella aparece en thrillers asesinos mal apaleados e inconsistentes como este. Interpreta a la esposa de un hombre que se cree culpable de asesinato. De hecho, es el

Reseña de la película The Humanity Bureau (2018)

La falta de carisma de Cage es un problema importante ya que «The Humanity Bureau» no tiene prácticamente nada más que ofrecer. Los cineastas no parecen interesados ​​en inclinarse hacia